Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Showcase


Channel Catalog


Channel Description:

- Juan Carlos Cubeiro -

older | 1 | .... | 8 | 9 | (Page 10) | 11 | 12 | .... | 102 | newer

    0 0


    Empiezo el año de verdad, en términos laborales, con un viaje a Milán (ida a las 8 de la mañana, vuelta a las 6,20 de la tarde). Reuniones con directivos europeos para hablar de Estrategia, Liderazgo y Talento. Y en la ciudad de Leonardo (Da Vinci es mucho más milanés que florentino, ¡qué duda cabe!). Un excelente comienzo de año.

    He estado releyendo Yo también puedo emprender, de Pablo Claver con prólogo de Núria Vilanova. Pablo Claver, emprendedor desde los 9 años (vendía cromos en el Rastro de Madrid y bocadillos en el circuito del Jarama), es licenciado en Gestión Comercial y Marketing por ESIC, PDG por el IESE y antes de los 30 había fundado tres empresas. Como Director General del Grupo Demos en Colombia y Perú, fue un estupendo anfitrión en mi última visita a esos dos países que adoro. Gracias, Pablo, por el regalo de tu libro y por esos días en Bogotá, Medellín y Lima no hace tanto tiempo.

    La introducción del libro se titula “Yo no soy Steve Jobs”. Como escribe Núria en el prólogo, “Afortunadamente, no. Ésta es una lección de cómo emprender buscando ser feliz. Desde la humildad y el tesón. Disfrutando los éxitos. Eso. Es un modelo de cómo emprender con naturalidad”.

    Pablo divide el texto en ocho bloques:

    1. Por qué emprender: por satisfacción personal (el mejor de los motivos), por hacer las cosas bien y ser feliz. A cada paso te haces más fuerte. Hay que empezar por buen pie y sin (mucho) dinero, porque mantienes tu actual puesto de trabajo, porque dedicas unas horas a una actividad remunerada, por que no gastas. Las claves, según el autor, son tener un objetivo claro y que nada te pare.

    2. Los recursos humanos en la empresa. “Si no hay equipo, no hay empresa”. Seguro que se cometerán errores, pero lo importante es la felicidad laboral (en desayunos, cumpleaños, cenas de navidad y verano, convenciones), no dejar de aprender (es un “cole de mayores”) y un exquisito trato humano (por ejemplo, despidiendo con buen gusto).

    3. El marketing, la publicidad y las ventas son compañeros inseparables. “Vender o morir”. El cliente es el sentido de la vida. Las claves son investigar todo lo que puedas sobre tu negocio, antes de pasar a la acción, aprender sobre tus clientes, tomar las quejas como un regalo, cuidar el precio y el servicio, la imagen y la marca (la publicidad es esencial).

    4. Las habilidades directivas. El/la emprendedor/a es el/la chef de su empresa. Los ingredientes de esta receta son la positividad, cuidarse (la salud) y cuidar (a tu gente), poner pasión, cambiar los malos hábitos antes de que sea demasiado tarde, predicar con el ejemplo, gestionar el tiempo (diferenciar lo importante de lo urgente, delegar), no olvidarse de las relaciones públicas, ser consciente del poder del equipo, innovar.

    5. Contabilidad y finanzas. Se trata de dormir tranquilo, evitar las deudas, cumplir con la ley, contar con el Estado y prever las indemnizaciones. El más preciado tesoro es la caja, y por ello saber cobrar es vital.

    6. El plan de negocio. Hay que hacer un plan útil (y no en una servilleta), pensando qué quieres ser en cinco años y con un buen abogado para formalizar la empresa.

    7. Crecimiento de la empresa. Con los pies en el suelo y la vista en el cielo, crecer (diversificando, con I+D, tal vez subiendo precios, ampliando, internacionalizando).

    8. Vender o comprar una empresa o negocio. Como dice Pablo, todo se vende o se compra (vender la propia empresa, comprar la empresa en la que estás trabajando). Saber poner precio a tu esfuerzo.

    Parecería que lo que nos cuenta Pablo Claver es puro sentido común. Pero, desgraciadamente, no suele ser práctica común. Como comento en el elogio del libro, Pablo es un emprendedor de reconocida solvencia (a ambos lados del Atlántico) y nos enseña paso a paso cómo hacerlo de verdad.

    Mi gratitud a las personas emprendedoras, por cuenta propia o por cuenta ajena, que se sienten “presas” de un proyecto vital en el que luchar. Se presenta un 2014 apasionante, ya verás que sí.   


    0 0


    Ayer en Milán y hoy en Galicia, en Santiago de Compostela y A Coruña, en temas relacionados con el turismo y con el coaching al más alto nivel. Galicia se mueve, y tiene muchísimo que ofrecer a quienes la visitan. Es un placer y honor contribuir a generar esa experiencia.

    He estado leyendo el último número de Muy Interesante, la revista mensual más leída en España (2.204.000 lectores). En portada, el sexto sentido. En páginas de interior, un dossier de Luis Muiño y Fernando Cohnen. Luis se hace eco de los estudios de Roger Culver (Universidad Estatal de Colorado), que evaluó más de 3.000 predicciones hechas por astrólogos. Acertaron de media un 11% (un ciudadano normal acierta el 20%; Pareto también está metido en esto). La intuición es, según el diccionario de la RAE, “la facultad de conocer las cosas instantáneamente sin necesidad de razonamiento”. O, como escribió Lorca, “la hija directa de la imaginación es la metáfora a veces nacida al golpe rápido de la intuición, alumbrada por la lenta angustia del presentimiento”. El artículo recoge las opiniones de Jerome Bert Wiesner (MIT): “Algunos problemas son demasiado complicados para las decisiones racionales. Admiten intuiciones, no respuestas”, de Gerd Gigerenzer (Instituto Max Planck de Berlín), para quien la lógica choca en ocasiones con tres obstáculos: la imposibilidad de computar todas las opciones, la falta de consistencia de los datos y la dudosa eficacia del método. Por eso tiramos por “la vía rápida”. “La vida se vive hacia delante, pero se comprende hacia atrás” (Kierkegard). Libros de referencia: “Pensar rápido, pensar despacio” de Kahneman, “Inteligencia intuitiva” de Malcolm Gladwell, “Aprender” de Guy Claxton o “Toward a Contemprary Psychology of Intuition” de Macolm Westcott, además de la entrevista de Eduard Punset a Gigerenzer en Redes (bit.ly/1cac0oQ) y el blog del sorprendente psicólogo británico Richard Wiseman (richardwiseman.wordpress.com).

    El cociente de intuición se obtiene de puntuar entre 1 y 5 estas 20 frases:

    1. Me impaciento cuando me están contando un problema y ya sé cómo resolverlo.

    2. Prefiero arriesgarme, aunque me equivoque.

    3. Me dicen que soy creativ@ encontrando soluciones.

    4. Muchas de mis decisiones se basan en corazonadas.

    5. Odio los tópicos, busco las respuestas menos trilladas.

    6. Soy desordenad@, o mejor tengo mi propio orden.

    7. No busco certezas; me interesan los problemas con más de un resultado.

    8. Me gustan las situaciones que me obligan a improvisar.

    9. Estoy bastante segur@ de mis afirmaciones, confío en mi criterio.

    10. No me siento culpable de los errores cometidos.

    11. Admiro a las personas resolutivas.

    12. No me incomodan las expectativas que depositan en mí.

    13. Me siento mal cuando cambio de opinión.

    14. Me aburro dándole demasiadas vueltas a una cuestión.

    15. Me gusta tomar decisiones en solitario.

    16. Tengo la sensación de saber la respuesta a los problemas antes que los demás.

    17. Los demás no suelen entender cómo he llegado a mis razonamientos.

    18. Creo que la vida es cuestión de rapidez de decisión y de reflejos.

    19. Creo que debo mis éxitos al instinto y capacidad de anticipación.

    20. Me sorprende que algunas cosas no me vayan bien, a pesar de mi sexto sentido para esos asuntos.

    Con menos de 50 puntos de CI (cociente de intuición), eres más bien caut@. Con 80 o más, muy intuitiv@.

    Hay científicos que han llamado a esta intuición “inconsciente adaptativo” (para prevenir peligros) y lo sitúan en el córtex del cíngulo anterior, en la frontera con los hemisferios derecho e izquierdo. Es “la mosca detrás de la oreja”. Atención a otro libro importante (que pienso leer): “Educar la intuicion. El desarrollo del sexto sentido” de Robin M. Hogarth (2002).

    En el modelo i4 de Liderazgo de la Dra. Silvia Damiano (el libro estará en inglés en febrero), la Intuición es uno de los “cuatro jinetes” del Liderazgo, junto con la Inspiración, la Integración y la Imaginación. Se puede, y se debe, educar.

    También me ha gustado de Muy Interesante “El regreso de Avicena”, el médico que interpreta Ben Kingsley en la película del mismo nombre, basada en la novela de Noah Gordon. Abu Ali Ibn Sina, conocido en esta parte del mundo como Avicena (980-1037) fue un pensador renacentista antes de su época y le consideraron Al-Shaji Al-Rais, “el primero de los sabios”. Poeta, científico, matemáticos y uno de los primeros médicos de la historia.

    El valor de los frutos secos: consumir siete o más raciones de frutos secos a la semana reduce la mortalidad un 20%, porque combaten el colesterol, las dolencias cardiovasculares y el cáncer. Y hablando de valor, la reflexión del escritor Juan Gómez-Jurado (Madrid, 1977) sobre lo que ha pagado el Real Madrid por Gareth Bale (más de 90 M €), que es lo que necesita el CSIC para su financiación. En 2012, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas registró 145 patentes. “Los investigadores no meten goles, pero desarrollan dispositivos que ayudan a reducir temblores motores, consiguiendo que un paciente con Párkinson pueda beberse un vaso de agua. Así de simple, así de inmenso”. Este contrasentido a Juan le hace sentir Weltschmerz (dolor al ver el mundo tal como es y la enorme distancia sobre lo que debería ser). Puedo compartirlo, sin duda, pero me interesan los mecanismos de valor y precio que determinan que el fútbol se viva cada día y que los héroes del CSIC sean unos completos desconocidos.

    Mi gratitud a José Pardina, director de Muy Interesante, y a su equipo, que consigue cada mes una publicación realmente interesante (al parecer, “interesante” es el vocablo que más se repite en las redes sociales; en este caso, con todo sentido).     


    0 0


    Tercer viaje de esta semana laboral de cuatro días, esta vez hacia el Este. Del frío de Milán y Galicia (Santiago y A Coruña) al calorcito de la Comunidad Valenciana. Así son las cosas.

    He estado leyendo el último número de Actualidad Económica, que lleva en portada “Cómo NH vuelve a levantar cabeza”, con foto de Federico González Tejera, su Consejero Delegado. Marta García Aller (una de las mejores periodistas económicas de nuestro país, que ha sido galardonada con el Premio AECOC), nos cuenta cómo esta empresa hotelera, después de tres años de luchas entre accionistas, pérdidas y deuda galopante, ha dejado de ser “el hotel de los líos”. La clave fue el fichaje de Federico González Tejera, proveniente de Eurodisney, hace poco más de un año. Comenzó su liderazgo en NH preguntándole a los jefes de departamento los asuntos clave a través de un cuestionario. “Vi que había mucha energía contenida en los equipos, mucha gente que estaba intentando hacer cosas pero que necesitaba que le escucharan”. Desde noviembre de 2012, está cambiando la compañía de arriba abajo. Tras 8 años en Disney y antes en Procter & Gamble, FGT es un experto en marketing y en gran consumo. Desde el Eurobuilding, su cuartel general, trabaja desde las 6 de la mañana (convoca reuniones a las 7) hasta las 11 de la noche, ha visitado en un año 120 hoteles (“El cliente ya no quiere sentirse como en casa, sino mejor”, dice) y ha promovido la revolución tecnológica (“Hoy la web no está a la altura que debería, pronto lo estará”, confiesa). En 2013, NH se ha revalorizado en bolsa más del 50%, ha reducido su deuda de 1.000 a 650 M € y ha obtenido liquidez con un crédito de 200 M. en 52 páginas, el CEO ha condensado el diagnóstico de la compañía y la estrategia para los próximos cinco años. El consejo la aprobó por unanimidad. “La recuperación no es un viento que sopla de repente. Se necesita un plan para saber dónde vamos, en qué nos queremos convertir. Y España aún no lo tiene”, declara Federico. Quiere deshacerse de unos 40 hoteles (de los 384 en todo el mundo) que no encajan con la imagen de NH. “La adaptación debe ser continua. Los problemas vienen cuando no lo es”. En el Top Mundial, Meliá está la 19ª y NH la 25ª (no tenemos gigantes globales, a diferencia de los sectores financieros). Tejeda, madrileño de nacimiento, es claro: “Madrid tiene muchos problemas y Barajas no es el único. En los 18 años que llevo fuera de España no he oído hablar ni una sola vez de Madrid, ni una, y lo digo con todo el cariño porque es mi ciudad. Con el sol, el cielo y la temperatura que tenemos aquí, ¿cómo es posible que no les digamos a los parisinos que se pueden venir aquí en septiembre para ir de compras y come más barato y, por cierto, mucho mejor que en París… Con el ahorro de lo que compres te pagas el viaje. ¡Que alguien me diga una sola campaña de algo consistente y no esporádico sobre Madrid! Ni una sola en 18 años. El tráfico de Barajas ha caído en el último año, sí, pero no nos engañemos, el problema de Madrid existe desde hace mucho tiempo. Aunque estamos trabajando en un plan en colaboración con el Ayuntamiento que nos hace pensar de forma optimista en el futuro de la capital”. El negocio turístico en Madrid, según datos que maneja FGT, está cayendo al 10-15% anual. Barcelona es “un destino bien gestionado y con visión de futuro”. Es profesional y no se pierde el tiempo en discusiones.

    Con la revista, un dossier sobre los sectores de la economía en el 2014. No por casualidad, entre los artículos más interesantes, el que se refiere al turismo (firmado por Marta García Aller). El Reino Unido concentra una cuarta parte de nuestros turistas (más de 13 M), los alemanes son 8’8 M y los franceses 8’5 M. Entre los tres vecinos, la mitad de los turistas que visitan España.  La demanda interior sigue paralizada y se está hundiendo, como hemos visto, en Madrid. A Cataluña, Baleares y Canarias les va muy bien; al turismo interior, no. Tal vez en 2014 pueda repuntar. El sector lleva cinco años de caídas en la demanda nacional.

    Cambiando de tercio, en Cuerpomente Santiago Ávalos nos enseña “Cómo alimentar bien el cerebro”. Del rendimiento mental dependen los lapsus de memoria, el nerviosismo, la ansiedad o las dificultades para conciliar el sueño.

    Hay seis principios importantes para que el cerebro reciba una dieta saludable: evitar la hipoglucemia (el cerebro necesita glucosa, y ha de obtenerla a través de los carbohidratos complejos y de absorción lenta, como las legumbres o los cereales integrales), beber suficiente agua (el cerebro es agua en un 70%), cuidar el colesterol (comiendo alimentos integrales con fibra vegetal), tomar alimentos frescos (muchas vitaminas son sensibles al calor y la luz), una dieta ligera y contar con suplementos naturales (como la levadura de cerveza, el polen, el gingko, el ginseng o las microalgas).

    Ayudan la vitamina C, los ácidos grasos omega-3 (presentes en el pescado azul), las vitaminas del grupo B, las proteínas, el magnesio y el calcio. Son por tanto “amigos del cerebro” la quinoa (rica en magnesio, fósforo y hierro), el huevo (contiene colina), la nuez (fruto seco rico en omega-3), el aguacate (vitamina E, ácido fólico, grasas monoinsaturadas), la manzana (pectina, ácido glutámico), el sésamo (vitamina E, lecitina, ácidos grasos poliinsaturados) y la granada (flavoncoides, taninos y vitaminas). Entre los libros a consultar, Máximo rendimiento de Jean Carper y Comer atentos de Jan Chozen Bays.            


    0 0


    He estado leyendo el libro MANAGEMENT PURO Y DURO. El malabar, de Antonio Alemán. Antonio, licenciado en matemáticas, es uno de los mejores líderes-coaches que conozco. Ha trabajado para multinacionales tecnológicas como Hewlett-Packard, Lucent o Vodafone. Comenzó de vendedor, estuvo en comercial, marketing y finanzas y ocupó los puestos de CEO de Lucent Techonologies y Director General de Vodafone. Te agradezco mucho, Antonio, este libro en el que generosamente compartes tu experiencia y sabiduría.

    Con prólogo de Vicente del Bosque, en el que nos habla del arte de dirigir (ser tolerante sin perder autoridad), MANAGEMENT PURO Y DURO trata de situaciones reales (nada de clases teóricas) y de personas con confianza y fortaleza (no superhombres). Se basa en la exigencia, la superación y el rigor (en eso el Management es “duro”), en prever unos objetivos y alcanzar los resultados deseados. La trama, como dice el autor, es: “El trabajo bien hecho es el camino hacia los resultados, y para ello se requiere el mejor equipo profesional posible. Este equipo será el fruto de un mánager que fije una estrategia y una dinámica de funcionamiento desde la autoconfianza y el espíritu ganador. Persiguiendo rodearse de talento, ejecutando con exigencia y buscando la contribución individual y dejando espacio para que su equipo crezca en responsabilidad ayudado por planes de desarrollo individuales. El mánager ganará credibilidad mediante la coherencia y su línea previsibles de actuación.” Puro y simple.

    Antonio Alemán distingue entre mánagers de negocio (que dirige mánagers) y mánagers de gestión (que pone su esfuerzo en la ejecución). Todo negocio, pequeño o grande, debe tener un mánager de negocio, con un plan de negocio (que a su vez parte de un modelo, de un proyecto) y decisiones de negocio. “El emprendimiento es cosa de valientes y requiere de un análisis antes de iniciarlo”, aclara Antonio Alemán.

    El equipo profesional. “Un buen mánager debe asumir que el valor de su equipo es el valor de sus componentes”. Se trata de contar con una hoja de ruta para llegar al equipo deseado, de seleccionar talento, de la promoción interna (Alemán siempre ha sido un gran partidario de la promoción como política motivadora), de la exigencia y de dejar espacio para que cada uno desarrolle su responsabilidad. Comunicación fluida, planes de desarrollo individuales como base para el crecimiento profesional.

    “El mánager tiene que llegar a ser un experto en la valoración de gente, y para ello debe tener una estructura clara de análisis de las habilidades”, escribe Antonio. Las cuatro fuerzas de el malabar son sentido de negocio, el mejor equipo profesional, ejecución y coherencia.

    El autor no es partidario de lo que llama “coaches de alquiler”. Sin embargo, escribe: “He tenido una única experiencia como coachee, que aunque tuvo lugar en un momento muy cercano al final de mi etapa ejecutiva, tengo que decir que fue tremendamente satisfactoria. Esto es debido a que me permitió conocer y charlar con un excelente coach que hacía que nuestras conversaciones fuesen muy interesantes”. Antonio Alemán considera el coaching una herramienta fundamental para el desarrollo personal, y cree que desde ser proporcionado por el propio mánager y on the job. Lo que algunos llamamos el líder-coach.

    El trabajo bien hecho. Se trata de poner a trabajar a la estrategia, generar confianza, cumplir objetivos (una obligación inexcusable), los planes de incentivos y su correcta administración y lo que Antonio llama “esfuerzing”.

    Antonio Alemán no es nada partidario del ranking de vendedores, con toda razón. Nos habla de “la cofradía del santo reproche” y de la inutilidad del “inglés sin esfuerzo”.

    Y finalmente estructura “las edades del management” en términos de preparación (background), técnicas de management, people management y experiencia. Los profesionales primero son mánagers potenciales, nuevos mánagers, mánagers en evolución ascendente, mánagers en plenitud, mánagers maduros y mánagers caducados.

    MANAGEMENT PURO Y DURO de Antonio Alemán es un libro importante, fruto de la experiencia del autor como mánager. Me ha gustado mucho leerlo y creo que los directivos profesionales deben tomar nota de esos ejercicios de “malabarismo” (con varias pelotas en el aire a la vez) para ser coherentes y lograr los objetivos sin excusas posibles.                  


    0 0


    A mi hija Zoe le encanta la canción de Mecano No hay marcha en Nueva York. Se sabe la canción de memoria y la canta repetidamente. Hoy hemos estado escuchando la canción paso a paso (comentario de texto) y le he estado explicando qué es “la botella de Fundador”, por qué “San Juan de la Cruz en el Carmelo”, la película “Hijos de un Dios menor”, etc. Te recomiendo el ejercicio de analizarla (www.youtube.com/watch?v=f6Q5HeabGfU), porque representa el ideal que suponía ir a Estados Unidos, especialmente a Nueva York (un servidor fue por vez primera en 1987) y que luego no es oro todo lo que reluce. EE UU sabe poner en valor lo que tiene.

    Mecano, el grupo formado por Ana Torroja y los hermanos José María y Nacho Cano, se inició en 1981 (recuerdo la primera vez que se presentaron en la cadena SER), vivió una etapa puramente tecno y una segunda fase, mucho más ecléctica, de 1986 a 1992. No por casualidad, en verano del 92, con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla, dio su última gira. Una España se cerraba y otra, tal vez menos ilusionante, se iniciaba, ya sin este trío que tantas alegrías nos dio.

    Repasando sus seis álbumes de estudio (hubo otro, “en concierto”, de 1985):

    Mecano (1982):

    - Me colé en una fiesta: “Ahí me coleéy en tu fiesta me planté/
coca cola para todos y algo de comer/
mucha niña mona,
pero ninguna sola/
luces de colores,
lo pasaré bien”.

    - Maquillaje: “Sombra aquí, sombra allá/ 
maquíllate, maquíllate/ 
un espejo de cristal/ 
y mírate y mírate”.


    Dónde está el país de las hadas (1983):

    - Barco a Venus: “Déjalo ya,/
sabes que nunca has ido
a Venus en un barco/
quieres flotar,
pero lo único que haces
es hundirte”.


    Ya viene el sol (1984):

    - Aire: “Aire./ Soñé por un momento que era aire/
Aire. Oxígeno, nitrógeno y argón/
sin forma definida ni color/
fui aire volador.”

    - Hawaii-Bombay: “Hawaii-Bombay/
a la luz del flexo/
Hawaii-Bombay/
nos damos un beso/
hazme el amor/
frente al ventilador”.

    - Japón: “Entre miles de tornillos/
viven en Japón/
son más de un millón/
donde sale el Sol/
no son rubios, no son altos/ son tipo reloj/
en un metro hay dos/
donde sale el Sol”.


    Entre el cielo y el suelo (1986) 

    - Cruz de navajas: “Sobre Mario, de bruces, tres cruces/ 
Una en la frente, la que más dolió./ 
Otra en el pecho, la que le mató/ 
y otra miente en el noticiero:/ 
dos drogadictos en plena ansiedad/ 
roban y matan a Mario Postigo,/ 
mientras su esposa es testigo/ 
desde el portal”.

    - Me cuesta tanto olvidarte: “Aunque fui yo quien decidió que ya no más/ y no me canse de jurarte/ que no habrá segunda parte,/ me cuesta tanto olvidarte”.

    - Hijo de la Luna: “Luna quieres ser madre/ y no encuentras querer/ que te haga mujer/ dime Luna de plata/ qué pretendes hacer/ con un niño de piel. / Hijo de la Luna”.


    Descanso dominical (1988):

    - No hay marcha en NuevaYork: “Que te comen el coco con los telefilmes/ pero es un ardid/ y estoy loco por irme/ a Madrid”.

    - Eungenio Salvador Dalí: “Si te reencarnas en cosa,/
hazlo en lápiz o en pincel/
y Gala, de piel sedosa,/
que lo haga en lienzo o en papel./
Si te reencarnas en carne,/
vuelve a reencarnarte en ti/
que andamos justos de genios/
"Eungenio" Salvador Dalí.”

    - La fuerza del Destino: “Pero la fuerza del destino/
nos hizo repetir,/
que si el invierno viene frío/
quiero estar junto a ti”.

    - Mujer contra Mujer: “Quien detiene palomas al vuelo/ volando a ras del suelo/ mujer contra mujer”.


    - Un año más: “Y en el reloj de antaño, 
como de año en año/ 
cinco minutos más para la cuenta atrás./ 
Hacemos el balance de lo bueno y malo/ 
cinco minutos antes 
de la cuenta atrás.”

    - Héroes de la Antártida: “No hubo lápida/ sí hubo plática/ que Dios salve a la reina/ gloria eterna a los héroes/ de la Antártida.”

    - El blues del esclavo: “A ver si ahora con la guerra/ de secesión/
se admite nuestro sindicato/ del algodón/
que a saber/ quiere obtener/
descanso dominical,/ un salario normal,/
dos pagas, mes de vacaciones/
y una pensión/ tras la jubilación”.

    - Quédate en Madrid: “Siempre los cariñitos/ me han parecido una mariconez/ y ahora hablo contigo en diminutivo/ con nombres de pastel”.


    Aidalai (1991):

    - El 7 de septiembre: “Y aunque la historia se acabó/
hay algo vivo en ese amor/
que aunque empeñados en soplar/
hay llamas que ni con el mar”.

    - Dalai Lama: “A falta de petróleo no hubo amigos en el mar/ dejando las naciones tu barquito naufragar/
nobel en la guerra,
Nobel en la paz”.

    - Naturaleza muerta: “Y llorar, y llorar, y llorar por él./ Y esperar, y esperar, y esperar de pie/ en la orilla a que vuelva Miguel.”

    - Una rosa es una rosa: “Es por culpa de una hembra/ que me estoy volviendo loco./ No puedo vivir sin ella,/ pero con ella tampoco.”

    - Bailando salsa: “Bailando salsa./ Bailando salsa./ Bailando salsa en el Stella,/ al son del ritmo sabrosón/ de las caderas de Carmela.”

    - El fallo positivo: “Pesando en la balanza del amor/ la ciencia y la conciencia/ fue tu condena un nudo de dolor,/ estúpida sentencia,/ y es que tú eres lo que más quiero/ y si ti la vida es un cero”.

    - El uno, el dos, el tres: “Que si ese día la tortilla da la vuelta/
veréis qué pocos nos quedamos en cubierta/
el uno, el dos, el tres
/y para de contar/
que al escondite ingles
se han puesto los demás/
el uno, el dos, el tres/
y para de cantar
/porque a ninguno le interesa escuchar”.


    Mi profundo agradecimiento a Ana, José María y Nacho, al padre de los Cano (sin que hubiera comprado 100 copias del primer disco de Mecano y se lo mandar a los “conectores”, tal vez nunca habrían tenido éxito), al público de su primer “concierto” en un local de Valencia y a tod@s l@s que les seguimos. Me ha dado la sensación, repasando su discografía, que han sido a nuestro país lo que fue Rodríguez (Searching for Sugar Man) a la Sudáfrica anti-apartheid.

    Necesitamos sus himnos, ahora como en los 80, para tener un proyecto colectivo. 


    0 0


    Este fin de semana he visto dos películas en el cine. Ayer por la tarde, La ladrona de libros, basada en el libro del mismo nombre escrito por el australiano Markus Zusak. Una historia ambientada en la Alemania de la II Guerra Mundial. Un matrimonio (Goffrey Rush y Emily Watson) cuida de una joven y esconde a un chico judío, Max. Buenas interpretaciones, exquisitamente ambientada (poco creíble que el trío protagonista sean germanos) pero sin generar la emoción que pretende transmitir. Una lástima.

    Y esta mañana hemos ido a ver La gran revancha, con Silvester Stallone, Robert de Niro, Allan Arkin y una bellísima (a sus 61 años) Kim Basinger. 30 años después, dos boxeadores que han sido campeones del mundo se retan. Una especie de “Rocky Balboa” contra “Toro Salvaje”, realizada con enorme dignidad. Entretenida, simpática y con valores. una película que merece la pena para pasar un rato más que agradable.


    He estado leyendo en El País Semanal, “Rafa Nadal. En la mente del campeón”, de Juan José Mateo. Pensaba que lo había escrito mi amigo John Carlin (que escribe como los ángeles y ha hecho un libro codo a codo con el propio Rafa Nadal), pero bueno.

    Juan José Mateo considera a Rafa “el competidor definitivo”. Campeón de 13 títulos del Grand Slam, ha vuelto a lo más alto tras su grave lesión. “En mi cabeza hay dudas siempre, ese es mi sentimiento. No soy una persona segura de sí misma en ninguna cosa de la vida. Me cuesta mucho tomar decisiones… pero cuando juego, en los momentos importantes, tengo la determinación de hacer algo”. E insiste: “Mi cabeza, en los momentos de presión, me ha respondido bien la mayoría de las veces. Hablemos claro. Mi cabeza me ha permitido jugar de la manera que yo creía que tenía que jugar.”

    Determinación,  y también autocontrol. “Así evitas perder puntos, juegos… y moral. Cuando pierdes los nervios, el otro te ve mucho más débil. Con el autocontrol dejas de regalar partidos”.

    “Tanto el tenis como en el póker requieren de una estrategia. Uno puede tener un estilo de juego determinado, pero tienes que estar preparado para cambiarlo, porque los dos son juegos vivos que evolucionan sobre la marcha, es necesario reevaluar constantemente la situación, y la capacidad de adaptarse al rival es quizás una de las claves del éxito de ambos”.

    La historia de Rafael Nadal no se entiende sin su tío Toni, “un mago que podía convocar a la lluvia si se acercaba la derrota, interrumpiendo así el partido para que ésta no llegara”. Le propuso jugar como zurdo a pesar de ser diestro, le enseñó los fundamentos y cómo transformarlos. “La voluntad se educa”, explica su coach. “Por una parte está el carácter de Rafael, que es dado a la obediencia, la disciplina y el dejarse guiar”. Humildad para escuchar y aprender.

    “La capacidad mental de Rafa me sorprendió desde un principio, tiene una memoria magistral” (Alfonso Cardalda). Rafa es un maestro en lo que Kobasa, Maddi y su equipo de la universidad de Chicago llamaron “Dureza mental”: rendir en situaciones de estrés. Para el psicólogo deportivo  José Mª Buceta cuenta con tres componentes: compromiso, reto y control. “Se compromete con el objetivo de volver a ser el mejor. asume su regreso tras la lesión como un reto. Se centra en su fortalezas para percibir control”.

    Cada vez me impacta más la labor de los entrenadores, en el deporte, la empresa y la vida. Ha aparecido un nuevo término, “cholismo” (la filosofía del Cholo Simeone como entrenador del Atlético de Madrid). Ayer demostró su eficacia con el empate ante el FC Barcelona (entrenado por otro argentino, el Tata Martino). Un tercer coach compatriota suyo, Pizzi, ha comenzado a entrenar al Valencia CF, con un meritorio empate frente al Atleti en la ida de la eliminatoria copera. Entrenadores que generan un estado de ánimo especial, una “mentalidad ganadora”, como diría –y practica- Unai Emery.

    En La gran revancha, Stallone y De Niro lo primero que hacen para preparar su combate es buscar un entrenador, que se encarga de su preparación física, de sus motivaciones, de su fortaleza mental, de vivir de acuerdo con sus valores. No queda otra.


    Ya sabes, un profesional sin coach es como un deportista de élite autodidacta. El coste de oportunidad es enorme.  


    Mi gratitud a l@s buen@s coaches, que consiguen que sus pupil@s puedan dar la mejor versión de sí mism@s.

    Se inicia una semana apasionante. Trataremos de dar el nivel.               


    0 0


    Comienzo la semana en Zaragoza. Le estoy muy agradecido a Carmen Pellicer y la Fundación Trilema que me haya permitido compartir con 70-80 directores de escuelas toda la jornada sobre Liderazgo y Dirección. Gracias también a Macu, que ha sido la perfecta anfitriona, y a todas las personas participantes, que renuevan mi fe en el sistema educativo.

    La Fundación Trilema, entidad impulsora de la jornada, está comprometida con la investigación y la transformación del mundo de la educación a través, principalmente, de la formación de docentes y equipos directivos de centros educativos. Cuenta con un equipo de profesionales especializado en formación, innovación y gestión del cambio en instituciones educativas. Comenzó su trabajo en el año 1998 y actualmente participa en numerosas iniciativas no sólo en España sino también en numerosos países europeos y americanos.

    La Fundación colabora de forma estable con las principales editoriales educativas, en publicaciones y materiales escolares, con fundaciones y universidades e instituciones de educación superior, así como con centros de profesores de diferentes consejerías de Educación, patronales de educación concertada y con numerosos centros educativos públicos y privados.


    A lo largo del día he pretendido compartir básicamente:

    -       La diferenciación de los roles de gestor/a, directiv@, ejecutiv@ y líder. Todos importantes, sin duda; sin embargo, el liderazgo debe trabajarse y mejorarse, porque es esencial. El liderazgo no se improvisa, porque la calidad directiva supone el 60% de la productividad.

    -       El Liderazgo se concreta en siete actividades. Hemos de ser conscientes de nuestras fortalezas, de nuestras oportunidades de mejora y no abusar de ninguna de ellas.

    -       El clima laboral (ambiente de trabajo) se centra en siete “notas musicales”. Debemos optar inicialmente por la orientación a la tarea (expectativas, excelencia, contribución, innovación) y posteriormente por la orientación a las personas (reconocimiento, reto, ventaja) para hacerlo bien.

    -       No hay Equipo sin Líder ni Líder sin Equipo. La unidad mínima del Liderazgo es el tándem.

    -       El Talento se detecta en términos de “inteligencia triunfante” y no inteligencia fracasada, en capacidad por compromiso en el contexto adecuado y con las 4 D (Disfrute, Diversidad, Dedicación y Dominio). Necesitamos desarrollar la inteligencia emocional y la inteligencia ejecutiva.

    -       ¿Cuántas oportunidades hemos de dar a quien “no vale”? 2-3, no más. Si son más, nos convertimos en cómplices. El impacto negativo de las personas tóxicas, en términos de mal clima, es incalculable.

    -       Nadie motiva a nadie. La motivación no es extrínseca (palo y zanahoria) sino intrínseca. Hemos de apelar al propósito, la autonomía y la maestría.

    -       La falta de compromiso se produce por talento agotado, descentrado, desanimado y anómico. Hay un 29% de profesionales implicados y un 17% de “terroristas corporativos”.

    -       Como líderes hemos de practicar el reconocimiento y no el halago, y saber “liderar al jefe”.

    Conviene practicar la escucha atenta y la comunicación asertiva (con tanta empatía como autoconfianza).

    -       Para fidelizar talento, el índice Gottman (5 emociones positivas por cada negativa) y cinco horas a la semana hablando de temas aparentemente intrascendentes que te hacen sentir bien.

    -       Cuidado con las “personas tóxicas” (reducen tu esperanza de vida 10 años).

    -       Para triunfar en esta nueva era, el Talentismo: contrato de empleabilidad, invertir en educación, fluir con el proyecto, hacer equipo, generar capital organizativo y ser arquitect@ de tu felicidad.

    -       La felicidad no se busca, se construye voluntariamente a través de 12 actividades deliberadas: motores como la gratitud, el optimismo y la fluidez; vínculos como la amabilidad, las relaciones sociales y el saboreo de los placeres de la vida; resiliencia, perdón y no darle demasiadas vueltas; actualización: objetivos, valores y ejercicio físico y mental.

    -       El liderazgo es talento para influir en los demás, es credibilidad, autoridad moral. El/la líder no nace ni se hace; se cultiva (como talento que es), se forja.


    Hemos estado viendo fragmentos de “Invictus” (el liderazgo de Mandela como gran ejemplo), “Hoosiers” (un equipo de verdad) o “Profesor Holland” (el líder-coach). Ya sabes, el cine como “método del caso” del siglo XXI.



    Me ha alegrado mucho comprobar que estos magníficos directores de colegios se van con deberes que se han marcado para avanzar como líderes. “Los profesores son la sangre vital de las escuelas”, dice Sir Ken Robinson. Estoy muy de acuerdo. Por ello, de cómo estén liderados estos profesores y sus centros depende la calidad de la enseñanza a los alumnos.   



                  


    0 0


    Anoche llegué a Andorra desde Zaragoza, vía Lleida y hoy todo el día en el Principado hasta la tarde. Una reunión directiva de inicio de año ilusionante y sanamente ambiciosa.

    Cada vez estoy más convencido (lo digo por el curso de liderazgo con directores de colegio ayer y por el equipo de alta dirección de hoy 14-I-14) de la importancia de los retos. De saber y transmitir lo que un@ quiere y de poner toda la carne en el asador para lograrlo.

    Lo digo también por una reciente investigación de Linkedin en la que ha preguntado a una muestra de 8.000 profesionales en todo el planeta si han terminado trabajando en algo relacionado con lo que siempre soñó. ¿El porcentaje? Te puedes imaginar que es cercano al óptimo paretiano (en el mundo de hoy, en esta nueva era que llamamos Talentismo, Wilfredo Pareto y su 20/80 se impone a Gauss y su “campana” de la normalidad). Sí, el 21% trabajo en algo parecido a lo que soñó.

    En realidad, la mitad de ese casi 20% realmente han acabado desarrollando su carrera profesional en lo que deseaban desde niños (la vocación, la pasión, el “elemento”). El 8’9% de las personas termina haciendo la carrera que desde niños se habían imaginado (un “experimento” de Yale que en realidad nunca sucedió hablaba de un 3%, por lo que nos podemos dar “un canto en los dientes”).

    ¿Y por qué  más del 80% no cumplieron con su vocación? Según la mitad de ellos, porque fueron cambiando a medida que iban creciendo. Y según el 16% de los preguntados, porque sentían que su sueño era demasiado caro o demasiado difícil de conseguir (esto es, porque abandonaron antes de tiempo).

    Por profesiones, la más deseada, con el 7’7% de las respuestas, es la de ingenieros (en Linkedin explican que especialmente en la India es una carrera muy deseada). En segundo lugar, el puesto de piloto de helicóptero o de avión (un 7%). La profesión de periodista, en tiempos tan glamourosa, ocupa a nivel mundial la séptima posición, con el 3’2% de las respuestas. 

    En fin, que la pregunta que solemos hacer a nuestros hijos “¿Qué quieres ser de mayor?” tiene cierta importancia. Mi hija Zoe quería ser piloto, y ahora, a sus 13 años, parece que se decanta hacia la ingeniería (le encanta montar máquinas). Espero que, además de hablar castellano, inglés y francés, aprenda alemán (le vendrá muy bien como ingeniera) y además tenga sensibilidad cultural (por trabajará en una organización y, a medida que la promocionen, tendrá cada vez menos contacto con las máquinas y más con las personas; su inteligencia emocional, que es el 90% del liderazgo, será clave).

    “Y los sueños, sueños son”, escribió D. Pedro Calderón de la Barca. Estamos hechos de la materia de los sueños, en realidad. Somos proyecto, potencialidad, deseo, sueño. Hemos de tener vocación (para desarrollar nuestro talento) e ideales, como diría Mandela, por los que merece la pena luchar.

    Mi gratitud al equipo directivo con el que he estado trabajando hoy. Una prueba fehaciente de retos, de proyectos, de sueños que convertirán en realidad.


    0 0


    Jornada en Jaén, para impartir la conferencia para emprendedores que da inicio al programa LINCE (Laboratorio de Inicativas de Negocio y Cooperación para Emprender). El título de mi conferencia ha sido “Actitudes y talento para emprender, inteligencia para liderar”. Me he referido a la crisis como excusa (para la pereza, para la ira, para la envidia), a emprender como “sentirse preso” (de un proyecto por el que luchar de verdad), a la necesidad de formar un tándem (ya sabes, la unidad mínima de liderazgo), de hacer equipo, de construir la felicidad (porque la felicidad no se busca, se construye). Cosas de sentido común, que deberíamos convertir en práctica común, en nuestros hábitos cotidianos.

    Hablando de proyecto, solemos decir que en España (y podríamos decir que todo Occidente) carecemos de él. Y no es cierto. Probablemente la mayor parte de los políticos no son en absoluto inspiradores –más bien son soporíferos- y se comportan como malos gestores. Pero proyectos, haylos.

    El sagaz Roger Domingo, uno de los mejores editores de nuestro país, nos ofrece simultáneamente dos libros que conviene leer, sea cual sea nuestra ideología: Una alternativa liberal para salir de la crisis. Más mercado y menos Estado, de Juan Ramón Rallo y Una alternativa progresista. Una respuesta a la crisis económica e institucional de España, de Jonás Fernández. El libro de JR Rallo, avalado por liberales como Pedro Schwartz, Jesús Huerta de Soto, Alberto Recarte, Jesús Encinar, Daniel Lacalle y José Mª Gay de Liébana. El texto de Jonás Fdez., suscrito por progresistas como Javier Solana, Joaquín Estefanía, John Müller, José Carlos Díez, Emilio Ontiveros y Jordi Sevilla. La alternativa liberal, prologada por Carlos Rodríguez Braun. La alternativa progresista, por Carlos Solchaga (economistas ambos, sólidos y de amplia trayectoria).

    La alternativa progresista del Dr. Rallo parte del análisis de tres burbujas interrelacionadas: la burbuja financiera (por la capacidad de la banca de expandir el crédito muy por encima del nivel de ahorro, manipulando los tipos de interés; en 2007, más del 60% de los préstamos de las entidades a familias y empresas estaban relacionados con el ladrillo), la burbuja productiva (pasivos de las empresas y deudas de las familias; mercado laboral rígido, insuficiente formación, escasa I+D, oligopolio eléctrico, fuerte restricción a la función empresarial, estructura productiva anquilosada) y la burbuja del sector público (en sanidad, educación, prestaciones sociales y otros gastos). Y propone “pinchar” la burbuja financiera no a través del rescate sino del “ball-in” (que los accionistas y acreedores asuman las pérdidas), “pinchar” la burbuja estatal con una reducción de 135.000 M € (40.000 M en empleo público, 12.000 M en subvenciones, 25.000 M en inversión pública, 40.000 M en transferencias sociales, 19.000 M en otros; con el superávit, reducción de deuda y bajadas de impuestos). Y “pinchar” la burbuja productiva con libertad de entrada en el mercado, mejor acceso a los factores productivos y eliminación de regulaciones y costes redundantes. Este es “un programa liberal frente a la crisis que nada tiene que ver con el desplegado por el PP, consistente en minimizar los recortes del gasto público subiendo salvajemente los impuestos, rescatar a los bancos a costa de los contribuyentes y parchear ciertos mercados aparentando que los liberaliza cuando, en lo fundamental, se mantienen hiperregulados”. El libro concluye con 24 medidas del PP que no son precisamente liberales.

    La alternativa progresista de Jonás Fernández parte de la crisis de la eurozona y la reforma de Europa, desde el inicio de la crisis financiera en Estados Unidos. Propone reformas económicas (del sistema financiero, fiscal –puesto que los ingresos fiscales en España se sitúan diez puntos por debajo del promedio de la zona euro-, del mercado de trabajo, energética, industrial y empresarial –más competencia-). La reforma del Estado del Bienestar: el sistema de pensiones, el sistema sanitario, la reforma educativa. La reforma de la Administración: competencial, financiación, engarce federal (incluyendo la reforma del Senado), poder judicial. Y lo que el autor llama “la reforma de la política”: el funcionamiento orgánico de los partidos políticos, su modelo organizativo, el debate sobre la reforma electoral, las vías complementarias para la mejora democrática.          

    Debo ser un tipo muy raro, porque ambos textos no me han parecido antagónicos sino, en cierto modo, complementarios. Y es que algunos nos consideramos social-liberales (más bien liberales en lo económico y más bien progresistas en lo social) en los tiempos que corren. Por el contrario, la “doble R” (la de D. Mariano y D. Alfredo) parece ser socialdemócrata: liberal en lo social (mayor desigualdad) y progresista en lo económico (porque la auténtica reforma de la Administración nunca llega, como reconocen Rallo y Fernández).

    En la prensa de hoy,  Miguel Ángel Bastenier nos recuerda que Iberoamérica estrenará ocho presidentes en 2014 (en realidad, nueve). Dos que ganaron y estrenan mandato en Chile (Michelle Bachellet) y México (Enrique Peña Nieto, que desea acometer grandes reformas) y siete que celebran elecciones: El Salvador y Costa Rica en febrero, Panamá y Colombia en mayo, Bolivia, Brasil y Uruguay en octubre. Continuismo en Colombia (Juan Manuel Santos), Costa Rica (Johnny Araya) y Panamá (José Domingo Arias). Innovación en Chile, El Salvador (Sánchez Cerén), Brasil (Dilma Roussef), Uruguay (José Mújica), México. “Y aún cabría agregar un presidente “in pectore” de toda América Latina: el Papa Bergoglio, que disfruta de la novedad de su nombramiento”. Estancamiento de la revolución bolivariana (Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua) y avance de la Alianza del Pacífico (México, Perú, Colombia y Chile). Un año fascinante.

    El profesor Francesc Trillas, de la Universitat Autónoma de Barcelona, nos cuenta que “cuando la política es un combate por las fronteras se pierde un tiempo precioso para construir sobre lo que nos une a la inmensa mayoría de catalanes y españoles: el apoyo a la democracia y al proyecto europeo”. Se refiere al “trilema” (Dani Rodrik): hay que elegir dos de tres opciones: o Estado-nación, o democracia política o integración económica supranacional. “A identidades complejas y solapadas corresponden instituciones complejas y solapadas”.

    Mi agradecimiento a Pedro, Francisco, Claudia, Miguel Ángel y todas las personas que han asistido en la Institución Ferial de Jaén a este acto de puesta en marcha de LINCE. Me ha gustado tanto que merece capítulo aparte y de él te hablaré mañana en este blog.


    0 0


    Ayer en Jaén, en la presentación del Laboratorio de Iniciativas de Negocio y Cooperación entre Emprendedores (LINCE) y hoy en Asturias, iniciando cuatro procesos de coaching estratégico con la Dirección General, la Dirección Financiera, la de Operaciones y la Comercial de una empresa innovadora y competitiva que ha crecido un 13% en un sector tecnológico que ha decrecido. Un ejemplo de organización de calidad, que hace bien las cosas, y que va a hacerlo todavía mejor. Calculo que el impacto del coaching en la organización –en términos de beneficios- será superior este mismo año al medio millón de euros, lo que significa en la práctica un ROI del 2.500%. Pocas inversiones ofrecen tanta rentabilidad.

    Pero volvamos a Jaén, un reino que mantiene el territorio que formaba en la Edad Media, que produce más aceite que toda Italia (y de gran calidad), puntera en biomasa, con una universidad muy activa, con un precioso parador, con varias localidades emblemáticas (en la capital apenas vive el 20% de la población de la provincia) y donde se encuentra el mayor centro de recuperación del lince ibérico. Como dije ayer ante el público de IFEJA (su institución ferial), Jaén debe ser un concepto (“Jaén, donde las cosas se hacen bien). Hace medio siglo, esta provincia sufrió una cruel despoblación. Y ahora, en esta nueva era, está realizando un esfuerzo notable para liderar en el talentismo.

    El II Plan Estratégico de Jaén es un ejemplo de un proyecto bien hecho, que ha involucrado directamente a más de 3.000 expert@s. El Colegio de Economistas de Jaén es la primera institución de estas características que ha puesto en marcha su Plan Estratégico (en Jaén se confía en la estrategia, en un proyecto, para alcanzar las metas soñadas, porque sin estrategia lo que se gestionan son miserias). LINCE es un caso notable de impulso realista a los emprendedores, evaluando profesionalmente sus iniciativas y compartiendo las mejores prácticas desde el reconocimiento integrador a un trabajo bien hecho. Y la sociedad civil se moviliza en torno a plataformas como PROA, con un Compromiso con la Economía Real y el empleo en la provincia de Jaén. Un decálogo muy poderoso que han formado personas tan relevantes como Óscar Arévalo, Juan González de la Cámara, Miguel Ángel González, José Madero, Alejandro Mas, Pedro Molino, Pablo de la Morena, Pedro Melgarejo, Pedro Olivares, Juan José Prieto, Isabel Rojas, David Santos, Francisco Vañó y Manuel Veites.

    Jaén se mueve, ¡y de qué manera! Me siento jienense de corazón en el Liderazgo y en el Desarrollo de su Talento.

    En otro orden de cosas, he estado leyendo ¡Actúen ya! Un manifiesto global pata recuperar nuestras economías y salir de la crisis, de cinco importantes economistas: Heiner Flassbeck (ONU), Paul Davidson (Universidad de Tennessee), James K. Galbraith (Universidad de Texas), Richard Koo (Nomura) y Jayati Ghosh (Nueva Delhi). Hace falta un nuevo enfoque (los mercados no son tan eficientes, los ciudadanos no son tan racionales y la austeridad puede derivar en austericidio). Los autores firman un manifiesto con cinco puntos:

    1. La economía mundial no presentaba una situación tan delicada desde la década de los 30.

    2. La crisis financiera no era inevitable; tampoco la crisis de la economía real.

    3. Las premisas sobre las que se ha desarrollado un cuantioso apoyo económico son en gran parte erróneas.

    4. Ha llegado la hora de cambiar totalmente el rumbo de las políticas económicas en términos financieros, laborales, monetarios y fiscales.

    5. A escala mundial, se impone la necesidad urgente de revisar las políticas económicas a todos los niveles. De no hacerlo, no solo corre peligro el crecimiento de la renta y del empleo, sino la prosperidad económica y el orden democrático de los Estados.

    MI agradecimiento a Marta, Luis, Pilar, Alberto, Luis y Rubén.      


    0 0


    Esta mañana, en Madrid, he quedado para tomar un café con un amigo, uno de los mejores managers de nuestro país, y le he regalado “Marca Profesional”, de Irene Martínez, que se publicó ayer. También le he regalado un ejemplar a mi hermana Patricia, profesional en el mundo televisivo y del protocolo, a quien le interesan mucho estas cosas. Y es que estoy convencido de que “Marca Profesional” es uno de los libros del año en gestión empresarial y ay de aquel/aquella que no lo compre, lo lea y lo estudie (lo ponga en práctica para su propio beneficio), porque en la nueva era en la que el Talento es más escaso –y valioso- que el Capital, es inexcusable ponerse en valor a través de la Marca Profesional (que, a diferencia de la Marca Personal, no es exclusiva de personas que trabajan por cuenta propia, sino que es efectiva para l@s profesionales que trabajan por cuenta propia o ajena, como intraemprendedores o extraemprendedores). Como explica la autora, vivimos en un “mundo paretiano” (el 20% de las causas genera el 80% de los resultados) en el que un@ de cada cinco tendrá una Marca Profesional sobresaliente, relevante y diferente y el resto sufrirá minitrabajos con minisueldos. La del Talento es una realidad dual. “Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”, que cantaba Joan Manuel Serrat.

    “Marca Profesional” es un concepto (más bien un “mega-concepto”, porque se nutre de multitud de conceptos) cuyo tiempo ha llegado. Cada un@ de nosotr@s debemos elegir –consciente o inconscientemente- entre ser una marca líder o ser una marca blanca o antifaz. Porque, como muy bien nos explica Irene Martínez, tomos somos una marca, nos guste o no lo que transmite la misma.

    La autora de “Marca Profesional” no crea el concepto de la nada, como una abstracción meramente teórica, sino como el fruto de su experiencia durante años, gestionando el talento de la empresa que sostenidamente ha sido la marca más valiosa del mundo (“la chispa de la felicidad”) y posteriormente como consultora externa y emprendedora, hasta convertirse en referencia en el desarrollo de profesionales, el outplacement y el coaching de carrera. Marca Profesional surge como un concepto práctico y depurado, como la traslación al individuo de la marca comercial, con un trasfondo más avnazado que el del Personal Branding, creado por el gran Tom Peters. Sí, es una revolución que arrasa, nos cuenta Irene Martínez en este libro, y como toda revolución, acabará con los inmovilistas que traten de taponar el nuevo orden de cosas y se resistan a los nuevos tiempos. O trabajamos desde la humildad, el disfrute y el esfuerzo (la “práctica deliberada”) la construcción de nuestra marca como auténtica, consistente, oportuna y bien comunicada o no “marcaremos” la diferencia. En un mundo con sobreabundancia de información y de distracciones, o nos precede una “promesa de valor” o no hay tiempo para generar confianza en los clientes internos y externos.

    A lo largo de este tratado tan práctico, Irene Martínez nos presenta en apenas 200 páginas 110 conceptos tanto propios como de otros grandes expertos, para profundizar y aprovechar la Marca Profesional en nuestro propio beneficio. Nos habla, como aportaciones originales, del “efecto Zander” frente al “efecto Mozart” (escuchar música del compositor austriaco para aprender un idioma), de tunicados y pulmonados, del “arco iris laboral”, de la “beta permanente”, de distinguir entre “pantuflas y zapatos”, de los tres círculos y el límite de 140, de la “doble A”, del cálculo del Capital Relacional, de las tres patas de un banco, de si cultivas o persigues, del efecto placebo y nocebo, de la clave del éxito los ratones en el laberinto, de cómo se comen las hormigas a un elefante… Y le añade de forma magistral, como esos chefs que ahora están tan de moda, aportaciones ajenas tan valiosas como las de “atraer la buena suerte”, el sesgo optimista, las 10.000 horas, la ley de Gresham, el happyshifting, la SCARF, el secuestro amigdalino, la ventaja transitoria, el tapiz, la parrilla ERAC, las anclas de la vida, el diversigrama, el efecto Mateo y Trinquete, el gorila invisible, la cuenta corriente emocional, las 7S, la sonrisa de Duchenne, el buen samaritano, las neuronas espejo, el “efecto Pigmalion”, el 40% voluntario en la felicidad, la espiral de ansiedad o la excusitis de la edad. Nos hemos de sentir muy orgullos@s de que una compatriota aúne creación pura e investigación para ofrecernos tal abanico de posibilidades respecto a lo que la Marca Profesional significa y cómo convertirnos en una.

    Se habla mucho últimamente de darwinismo social, y es un hecho: O te haces únic@, o te extingues. O te lamentas de “tu mala suerte” o te pones manos a la obra para fluir (con retos ilusionante y creciendo a la altura del desafío) y ser feliz. Como sé que estás en esta segunda opción, la ganadora (si no, ¿qué haces leyendo un blog como éste?), te recomiendo encarecidamente que inviertas en tu Marca Profesional, empezando por este texto imprescindible.

    En las dos últimas décadas, desde que Daniel Goleman llevara al gran público el concepto de “Inteligencia Emocional” de Salovey y Mayer, no son much@s l@s grandes de la psicología positiva y de la dirección empresarial con un concepto propio. Podemos recordar, a bote pronto, a Martín Seligman y su “Optimismo inteligente”, a MihalyiCsikzentmihkayi y su “Flow” (Fluidez), a Kim Chan y Renée Mauborgne y sus “Estrategias de Océano Azul”, a Osterwalder y Pygneur y su “Canvas” (el “Tapiz” en “Generación de Modelos de Negocio”, a Daniel Pink y su “Drive”(motivación intrínseca), a Richard Florida y su “Clase Creativa”, a Guy Kawasaki y su “Enchantment”(el arte de cautivar), a Seth Godin y su “Linchpin” (las personas-eje, los “artistas” imprescindibles), a Malcolm Gladwell y sus “Outliers” (Fueras de serie), a Ries y Trout y su “Posicionamiento”, a Carol Dweck y su “Mentalidad de Superación”… Apenas una docena de conceptos poderosos. Y en nuestro país, a José Antonio Marina y su “Inteligencia Triunfante”, a Santiago Álvarez de Mon y su Liderazgo como “cuestión de carácter”, a Mario Alonso Puig y su “Cociente agallas”, a Javier Fernández Aguado y su “Gestión de lo Imperfecto”. Y  ahora, el concepto creado por Irene Martínez: “Marca Profesional”. Si no empieza a formar parte de tu forma de actuar, te estás quedando atrás en el Talentismo.

    Mi agradecimiento al editor, Roger Domingo (un lince al que no se le escapan los buenos libros que deben publicarse), a la autora y a su equipo profesional. L@s latin@s necesitamos especialmente defender nuestra Marca Profesional (no cabe duda de que los anglosajones lo hacen mejor) para generar valor en lo que hacemos y en lo que somos.


    0 0


    Ayer por la tarde fuimos a ver El lobo de Wall Street, la última película dirigida por Martin Scorsese con un Leonardo di Caprio en estado de gracia (me parece la mejor cinta de este magnífico actor, todo un recital). Cinco nominaciones a los Óscar, incluyendo mejor película, mejor director, mejor actor protagonista, mejor actor de reparto y mejor guión adaptado). Tres horas que se te pasan en un vuelo, porque la historia es muy potente y está primorosamente filmada.

    Me ha interesado tanto este “caso práctico de capitalismo salvaje” que hoy he leído El lobo de Wall Street de Jordan Belfort. Efectivamente, un relato absolutamente veraz (la realidad supera la más delirante de las ficciones) sobre un chaval de 24 años que se convierte en bróker bursátil y monta una agencia de nombre respetable (Stratton Oakmont) que vendía chicharros al 1% de personas más acaudaladas (que, según Belfort, son unos viciosos del juego, en este caso de la compra y venta de acciones) y con la que obtenía más de 50 millones de dólares al año. En 1991, la periodista Roula Khalaf le llamó “versión pervertida de Robin Hood, que les roba a los ricos para darse a sí mismo y a su alegre banda de corredores de Bolsa”.

    Más allá de los escándalos, de los excesos, de las drogas, del sexo, del lujo pretencioso, del secreto bancario suizo (Belfort lo llama “el país de las ratoneras”, por los testaferros)  y del capitalismo salvaje (Jordan comenta en su libro que “las mejores y supuestamente más respetables instituciones financieras habían alterado el mercado de bonos del Tesoro (Salomon Brothers), llevado a la bancarrota al condado de Orange, California (Merrill Lynch) y despojado a abuelitos y abuelitas por un valor de 300 M $ (Prudential-Bache)”), podemos aprender del liderazgo de este “lobo de Wall Street”, porque, sí, Jordan Belfort fue un líder, en la medida de que inspiraba (a los suyos, a los que quería “hacer ricos en poco tiempo”), hacía equipo (con los suyos) y transmitía energía (un optimismo contagioso y una ilusión desbordante). En el libro se nos cuenta que los strattonitas tenían un lema: “Carpe Diem” (aprovecha el momento).

    Libro y película nos ofrecen dos perlas. La primera, en la salida a bolsa de la compañía de zapatos Steve Maden (páginas 111-126): “¿Sabéis cuan infrecuente es eso de encontrar a alguien capaz de crear una tendencia e imponerla? ¡Las personas como Steve aparecen una vez cada década! Y cuando ello ocurre, se convierten en nombres que todos reconocen, como Coco Chanel, Yves Saint Laurent, o Versace, Armani, o Dona Karan, y otros pocos como ellos”. ¡Qué apelación a las Marcas poderosas, a la acción (“El teléfono no funciona solo. Si no os ponéis en marcha, no es más que un inútil pedazo de plástico”) y a los resultados (“id a vuestras mesas, recorred vuestras listas de clientes desde la A hasta la Z. ¡Y no toméis prisioneros! ¡Sed feroces! ¡Sed perros de ataque! ¡Sed unos terroristas telefónicos! Haced exactamente lo que os digo y, creedme, de aquí a pocas horas, cuando todos los clientes estén ganando dinero, me lo estaréis agradeciendo”).

    Y la otra tiene que ver con la capacidad comercial, esencial en toda empresa. Cuando Belfort es contratado en Wall Street por LF Rothschild, aprecian su talento como vendedor. Y cuando funda Stratton Oakmont, lo que hace es contratar buenos comerciales (de coches, de carne o de droga). Se trata de detectar/crear (yin-yang) las necesidades de los clientes, y no obsesionarse con el producto (léase Vender es Humano de Daniel Pink), como le demuestra su amigo Brad (“- escribe tu nombre, -no tengo bolígrafo, -entonces necesitas uno”).

    Jonas Belfort, el lobo de Wall Street, fue acusado de estafa y de blanquear dinero y pasó 22 meses en una cárcel, de la que salió en 2005. Ahora se dedica a dar conferencias de motivación. Puedes ver en Youtube su vídeo “El arte de la prospección. Las cinco claves de la maestría comercial”: www.youtube.com/watch?v=P3v6uz40iMUNo cabe duda de que el tipo tiene talento en esto de vender, y que demuestra que el proceso comercial debe seguir una sistemática comercial.

    Mi agradecimiento a quienes nos han presentado esta fabulosa historia: a Martin Scorsese, Leonardo di Caprio y las personas que han hecho posible la versión cinematográfica de “El lobo de Wall Street”. A Roger, el editor, y Agustín, el traductor del libro en castellano. Y, sí, a Jordan Belfort, por compartir con nosotr@s su auge y caída. Un gran “business case” de cómo la codicia ha estado tan presente en el capitalismo y de cómo tíos listos como él han sabido aprovecharse de ello.


    0 0


    Fin de semana de líderes en el cine: “El lobo de Wall Street” (Jordan Belfort, interpretado por Leonardo di Caprio), en la película de Martin Scorsese y “Nelson Mandela: Del mito al hombre”, la versión cinematográfica de su autobiografía, “El largo camino a la libertad”.

    Se trata de la historia de Nelson Mandela desde su niñez y juventud (su abuelo era el gran jefe de la tribu soxa) hasta su elección como presidente de la república sudafricana. En ese sentido, conecta cronológicamente con “Invictus”, de Clint Eastwood, basada en el espléndido libro de John Carlin, “El factor humano” (“Playing the enemy”, en inglés), que narra la presidencia de Mandela y su triunfo con el Mundial de Rugby al unir a negros y blancos (al parecer, Madiba aprendió el poder del deporte para cambiar la situación gracias a Samaranch y su invitación a la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona).

    El Liderazgo de Mandela, premio Nobel de la Paz con todo merecimiento, es fascinante. Una persona de una presencia muy impactante (por su altura, su elegancia, su distinción, su nobleza, su grandeza), que hacía sentir a cada persona con la que trataba como alguien muy importante, que tenía las ideas muy claras (su aparición en la televisión sudafricana para abominar la violencia y provocar unas elecciones libres y democráticas es muy inspiradora) y que servía a los intereses de su pueblo (de la nación en su conjunto, la “nación arco iris”, una vez fue elegido presidente). Una persona que sabía muy bien por lo que vivir y por lo que morir, llegado el caso.

    Excelentes las interpretaciones del británico Idris Elba (Prometheus, Thor, Luther) como Nelson Mandela y de Naomi Harris (Skyfall) como Winnie Madikizela Mandela. Una cinta de dos horas y media que parece un documental y que quedará para la posteridad como un ejemplo vital del hombre que más ennobleció la política en su tiempo.

    Releyendo, ya en casa, “El largo camino a la libertad” (publicado en 1994), dedicó su autobiografía (escrita de su puño y letra desde 1974) a sus hij@s, niet@s y bisnniet@s. Está dividida en once partes:

    1. Una infancia en el campo. Su padre le llamó “Rolihlahla” (literalmente “arrancar una rama del árbol”; en término coloquial, “revoltoso”). De la casa real de Thembu “heredó” su presencia tan majestuosa. Nació un 18 de julio de 1918, con el fin de la Gran Guerra.

    2. Johannesburgo, donde estudió Derecho y comenzó su labor como abogado.

    3. El nacimiento de un luchador por la libertad. “Ser negro en Sudáfrica supone estar politizado desde el momento de nacer, lo sepa uno o no”. La sabia tutela de Walter Sisulu. La huelga minera de 1946. La Campaña de Desafío de 1952.

    4. La lucha es mi vida. La Conferencia del CNA de finales del 52. La Constitución por la Libertad.

    5. Traición. El 5 de diciembre de 1956 fue detenido por “Alta Traición”. El juicio comenzó en agosto de 1958 y concluyó el 29 de marzo de 1961. En lugar de pena de muerte (que era lo esperado), cadena perpetua para que Mandela y sus compañeros no se convirtieran en unos mártires.

    6. La pimpinela negra. La clandestinidad. “Confieso que soy, en cierta medida, anglófilo”.

    7. Rivonia. El fuerte en el que estuvo detenido. Sus palabras finales en el juicio fueron:” He dedicado toda mi vida a la lucha del pueblo africano. He combatido la dominación blanca y he combatido la dominación negra. He acariciado el ideal de una sociedad democrática y libre, en la que todas las personas convivan juntos en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir y que aspiro a alcanzar. Pero, si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir”.

    8. Robben Island: los años oscuros. En una celda minúscula desde 1964. En 1969 fue apresada Winnie y su hijo Madiba Thembekile (Thembi) murió en un accidente de moto a los 25 años, con dos hijos. Se le denegó la autorización para ir al funeral de su hijo.

    9. Robben Island: el comienzo de la esperanza. Se les concedió un uniforme, ciertos guardas comenzaban a hablar con ellos. En junio de 1976 reciben noticias de un levantamiento en el país (el levantamiento estudiantil de Soweto). Traslado a la prisión de Pollsmoor en 1982.

    10. Hablando con el enemigo. Comienzo de negociaciones. Desde 1990, el Presidente De Klerk comenzó el desmantelamiento del apartheid.

    11. Libertad. La liberación se produjo el 11 de febrero de 1991. El viaje a Ciudad del Cabo y a Johannesburgo. Anunció que se separaba de su esposa el 13 de abril de 1992. La muerte de Chris Hani, una de las figuras más populares del CNA. El 3 de junio de 1993 se fijaron las primeras elecciones no racistas para el 27 de abril de 1994. El 2 de mayo, De Klerk anunció que aceptaba los resultados. Mandela era el nuevo presidente de Sudáfrica. El 10 de mayo tomó posesión.

    He repasado también “La sonrisa de Mandela”, el reciente libro de John Carlin (realmente magnífico, imprescindible). Su legado tiene que ver con la Compasión, Templanza y Generosidad. El arzobispo Tutu (y Carlin con él) lo resume en un concepto: Magnanimidad. “Su imagen se acerca más que ninguna figura pública del pasado reciente al ideal de héroe” (Lucy Hughes-Hallet, “Héroes”). A Carlin, el primer occidental que le entrevistó, le enseñó la importancia de la generosidad, y que se puede ser al mismo tiempo un gran político y una gran persona.

    ¿Liderazgo? Mi buen amigo John Carlin cita al novelista David Foster Wallace: “Un líder de verdades alguien que nos puede ayudar a superar las limitaciones de nuestra pereza individual y de nuestro egoísmo y debilidad y miedo y lograr que hagamos cosas mejores, y más difíciles que las que podemos hacer por nosotros mismos”. ¿Qué más se puede añadir?

    Mi profunda gratitud a Madiba, a John, al equipo de “Mandela: Del Mito al Hombre”, a mis amigos que me han acompañado esta mañana al cine y a comer juntos y a mi buen amigo Santiago Vázquez, que publicó en su blog de APD: “Mandela. Ser feliz depende mucho de querer serlo”: www.apd.es/inicio/Entrada.aspx?i=dfb26c43-e8f4-47cd-808f-69d6b3a94cd3La Felicidad, como la Libertad, es una opción personal, aunque requiera de un largo camino.    


    0 0



    Lunes muy frío en Madrid. Varias reuniones y comida en un exquisito restaurante asturiano con un buen amigo, uno de los líderes del mundo editorial.

    Ya sabes que disfruto con la etimología de las palabras y con “descubrir” quién es la madre o el padre de determinado concepto. Así, sostengo que la idea de Talento proviene de Arquímedes de Siracusa, matemático, físico, ingeniero y astrónomo.

    Ayer me compré “¡Eureka! El placer de la invención”, de Eugenio Manuel Fernández Aguilar, en la colección “Grandes ideas de la ciencia”. En la introducción, el autor nos recuerda que en la medalla Fields (el máximo galardón que puede obtener un matemático), puede verse un gran busto de Arquímedes, rodeado por la inscripción del poeta romano Marco Manilio: “Transiri suum pectus mandoque potiri” (Ir más allá de uno mismo y dominar el mundo). ¡Qué noble ideal para una persona de ciencia!

    El sabio de Siracusa (287 a.C. – 212 a.C.) nació en Sicilia, hijo de astrónomo y pariente (primo de su padre) del rey Hierón de Siracusa, que reinó del 270 al 216 a.C. La época en la que vivió fue llamada “la edad de oro de las matemáticas griegas” (fue coetáneo de Euclides de Megara y Apolonio de Pérgamo). A Arquímedes se le considera el primer físico matemático de la Historia.

    “Había más imaginación en la cabeza de Arquímedes que en la de Homero”, escribió Voltaire. De él nos han llegado en griego once de sus obras, y en árabe o latín otras 18.

    Arquímedes es el padre de la ley de la palanca (“Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”) y, desde mi punto de vista, del Talento.

    Como todo el mundo sabe, el rey Hierón (su “cliente”) quería saber si las coronas que le regalaban de verdad eran de oro. Las matemáticas griegas de la época sobrevaloraban el método deductivo, pero Arquímedes introdujo la inducción a través de la experiencia.

    Un día, en unos baños públicos, Arquímedes observó cómo se derramaba el agua de su bañera hacia el exterior. Su reacción fue salir desnudo gritando ¡Eureka! (“¡Lo he encontrado!”) por las calles de la ciudad (aunque la anécdota parece improbable, varios historiadores la cuentan; el primero de ellos, Vitrubio en su obra “De architectura”). El propio Vitrubio cuenta que, a partir del descubrimiento, Arquímedes tomó dos masas idénticas a la corona, una de oro y otra de plata. Introdujo cada una de ellas en una cantidad idéntica de agua, y comprobó cuánto desalojaba cada corona. La corona había sido adulterada.

    El principio de Arquímedes, como todo el mundo sabe, se enuncia del siguiente modo: «Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo, recibe un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen del fluido que desaloja». El Empuje (E) es igual a la masa (m) por la aceleración de la gravedad (g), que a su vez es igual a la densidad del fluido (pf) por la masa por el volumen del fluido desplazado (V).

    Talento proviene de “tálanton”, el platillo de la balanza. En el mencionado libro se nos cuenta que el griego Ctesibio de Alejandría (285-222 a.C.) construyó una clepsidra o reloj de agua en los tiempos de Arquímedes.

    El principio de Arquímedes, que se recoge en su tratado “Sobre los cuerpos flotantes”, sirve de base a la revolución científica del siglo XVIII (Alexandre Koybé). A la revolución del Talento del siglo XXI, porque el Talento es “poner en valor lo que un@ sabe, quiere y puede hacer”.

    Arquímedes fue un gran matemático que se aproximó al número “Pi” y estudió la espiral (Una espiral es una curva generada a partir de un punto que se aleja progresivamente de un centro mientras da vueltas alrededor de él; la espiral de Arquímedes es la línea construida por un punto que se mueve a velocidad constante por una recta que gira a velocidad angular constante sobre un punto de origen fijo). Su tratado “Sobre las espirales” estudia la espiral de su nombre y las propiedades relacionadas con ella. Y también analizó “la cuadratura de la parábola”.

    También fue un ingeniero bélico que planificó la defensa de Siracusa, y un constructor naval.  

    Mi gratitud a Arquímedes de Siracusa por sus descubrimientos y a Eugenio Manuel Fernández Aguilar por compartir con nosotr@s la vida y obra del sabio griego.  




    0 0


    Esta tarde he tenido el honor de participar en una jornada sobre Talento Organizativo como Ventaja Competitiva del Club de Excelencia en la Gestión, para hablar de este cambio de era, “Del Capitalismo al Talentismo”. Tras esta presentación hemos mantenido una mesa redonda con Carlos Pelegrín Fernández, Director de Desarrollo de RRHH de IBERIA, y Lourdes Ramos, DRH de Garrigues, nuestros anfitriones hoy. Posteriormente, Raquel Casero, Directora del Programa de Coaching Ejecutivo de la Universidad de Málaga, nos ha hablado de Coaching Experiencial.

    Mi presentación ha constado de tres partes:

    A. Preámbulo.

    ¿Cuál es “The name of the game” (El nombre del juego)? A quienes nos gusta el cine no se nos ha pasado de largo que el último fin de semana se han estrenado “El lobo de Wall Street”, de Martin Scorsese y “Mandela: Del mito al hombre”, protagonizada por Idris Elba. La primera, el retrato de un timador moviéndose a sus anchas por el capitalismo financiero. La segunda, un luchador por la libertad y por la paz. Y nos queda “La gran estafa americana”, para el 31 de enero. Películas que dejan en evidencia al Capitalismo (su promesa de crecimiento es, como dec ambientalista ro egopresionantecomo decroup, Jeffrey Jorres, habla de Talentismo.d y por la paz. Y nos queda "ro egopresionanteía el ambientalista Edward Abbey, “la ideología de las células cancerígenas”)   y reclaman un nuevo sistema.

    Precisamente, lo que se discute esta semana en el Foro Económico de Davos, donde el CEO de ManpowerGroup, Jeffrey Jorres, habla de Talentismo. Porque estamos iniciando una era en la que el talento es más escaso –y más valioso- que el capital.

    La reforma laboral del gobierno de España se ha visto como un abaratamiento del despido, cuando lo más relevante que contiene (y que desgraciadamente ha pasado en buena medida desapercibido) es la necesidad de la formación y de una recolocación profesionalizada.

    Y por último, esto de que “las personas son lo más importante de una compañía” es una falacia. Hay personas en la organización que no merecen estar en ella, porque son “tóxicas”. Y hay otras valiosas (que sirven al cliente, que trabajan en equipo, que innovan) y a las que llamamos talento.

    Precisamente la Calidad Directiva, el Liderazgo, es el primero de los criterios del Modelo de Excelencia EFQM. La clave para obtener los resultados previstos.


    B. Manifiesto de la Calidad Directiva para Optimizar el Talento, con 12 puntos.

    1. Exige una Estrategia del Talento, como parte del Cuadro de Mando Integral (perspectiva de talento). Si la organización no cuenta con una buena estrategia, la energía se disipa a marchas forzadas. Dos textos importantes en esta línea son “Experiencias en la Dirección y Gestión de Recursos Humanos”, coordinado por Carlos Pelegrín y Lorenzo Peribáñez, y “Generación de Modelos de Negocio”, de Osterwalder y Pygneur.

    2. Implanta TÚ la Estrategia del Talento, porque la Ejecución es el 90% de la Estrategia. Es una cuestión de Liderazgo, entendido como el Talento para influir decisivamente en l@s demás. Es marcar la pauta, hacer equipo e infundir energía.

    3. Asegúrate de que la Selección es óptima, a través de perfiles de talento (capacidad por compromiso), entendiendo el talento como “inteligencia triunfante” (J. A. Marina) y no como inteligencia fracasada. Talento es poner en valor lo que un@ sabe, puede y quiere hacer.

    4. Gestiona el Desempeño. La mayoría de los profesiones tienen lo que Carol Dweck (Universidad de Stanford) llama “Mentalidad de Talento Fijo” (vales o no vales). Sin embargo, el Talento debe ser de superación (de ir creciendo). Se trata de practicar el Reconocimiento y no el halago, porque “el talento que no se aprecia se deprecia”.

    5. Aprovecha la Tecnología. Debemos contratar talento técnico que tenga orientación al cliente (interno/externo) e iniciativa. La tecnología potencia la efectividad de la organización si contamos con talento técnico de verdad y no con obstáculos.

    6. No te dediques a “motivar” a tu equipo. La motivación no es extrínseca (palo o zanahoria), como ha demostrado Daniel Pink, por siete razones. Es intrínseca: por el propósito, la autonomía y la maestría. Mostrar un proyecto ilusionante, delegar y generar aprendizaje son elementos motivadores. Como dice Tom Peters, lo que podemos hacer es “ilustrar en lo que consiste la excelencia” (dar ejemplo).

    7. Invierte en el desarrollo de tu gente, porque es la inversión más rentable (James Heckman, premio Nóbel de Economía). Es la importancia de la formación (como dice Emilio Duró, “no hay nada más peligroso que un tonto motivado”) y convertir la formación en desarrollo (de conocimientos a comportamientos), como hacen los líderes-coaches.

    8. Desarrolla tu propio Liderazgo. Cuidado con improvisar o con mitificarlo (pensar que se nace con él, que es genético). Si creemos que la gente no cambia, pensemos en la evolución de George Clooney o de Susanna Griso. Un líder sin coach es como un deportista autodidacta; no va a llegar muy lejos.

    9. Fideliza el Talento. El Dr. John Gottman ha demostrado que las parejas estables intercambian al mens cinco emociones positivas por cada negativa (en el terreno empresarial, Barbara Fredrickson ha demostrado que quienes fidelizan talento aportan tres emociones positivas o más por cada negativa).  Y el premio Nóbel Daniel Kahneman, que generamos de promedio unas 22.000 emociones diarias en l@s demás.

    10. Céntrate en lo importante. Se trata de Foco (Daniel Goleman) porque cada segundo recibimos 40 bits de información consciente y 11 millones de bits de forma inconsciente. Centrarnos en clientes satisfechos que nos aportan resultados porque reciben un buen servicio de nuestros empleados. Y a nivel personal, el concepto de Marca Profesional (Irene Martínez), para ser sobresaliente, relevante y diferente.

    11. Prescinde elegantemente. El economista Raghuram Rajan llama “Capital Organizativo” a la diferencia entre un ambulatorio y la Clínica Mayo y un taller y Toyota. Depende, entre otras cosas, de un “outplacement” profesional y eficaz.

    12. Fomenta el Orgullo de Pertenencia, que es clave de eficiencia. Hemos de pasar de ser Jefes a Gefes (Generadores de Felicidad, María Graciani). La Felicidad se construye, a través de 12 actividades deliberadas: motores como la Gratitud, el Optimismo y la Fluidez; vínculos como la Amabilidad, las Relaciones sociales y el Saboreo; el “aguante” a través de la Resiliencia, no darle demasiadas vueltas a las cosas (Overthinking) y el Perdón; actualización de nuestros Valores, nuestros Objetivos y nuestro cuerpo (ejercicio físico) y nuestra alma (ejercicio mental).

              

    C. Llamada a la Acción: Es la hora de l@s valientes

    ¿Cómo estamos en Calidad Directiva? España ha caído desde el 27º puesto en 2008 hasta el 51º actual (2013-14).

    ¿Por dónde empezar? Por ser muy conscientes de que la Calidad Directiva supone el 60% de la productividad y de la competitividad de la empresa y que, como escribió D. Jacinto Benavente, “Todos piensan que tener talento es cuestión de suerte; nadie piensa que tener suerte es cuestión de talento”.  La suerte es preparación y oportunidad.

    Mi agradecimiento a Laura y los profesionales de Garrigues, a Carlos Pelegrín y a los centenares de asistentes a la Jornada.

    Calidad Directiva, Talento Organizativo, Ventaja Competitiva. Llega el momento de la diferencia.


    0 0


    Ayer disfruté mucho con la jornada sobre Talento Organizativo organizada por el Club de Excelencia en la Gestión en la sede de Garrigues (su salón de actos es espléndido y el edificio, rediseñado en su día por Aguirre Newman, maravilloso). Lourdes Ramos, la directora de RR HH de Garrigues, Carlos Pelegrín Fernández (director de desarrollo de RR HH de Iberia) y Raquel Casero (directora del Programa de Coaching Deportivo y Ejecutivo de la Universidad de Málaga) estuvieron especialmente brillantes. Mi gratitud a Mercedes y su equipo del CEG, a Sara (VP del Club), a Lourdes, Carlos P. y Raquel, y l@s asistentes (entre ell@s, la Dra. Leonor Gallardo).


    Y esta tarde de nuevo en Deusto, para impartir una conferencia, organizada por APD, sobre Mentalidad Ganadora en el deporte y en la empresa. Como bien sabes, “Mentalidad Ganadora” es el título del libro que hice con el entrenador vasco Unai Emery (ahora en el Sevilla FC; el pasadp domingo logró un meritorio empate a domicilio ante el Atlético de Madrid del “cholo” Simeone, co-líder). Y lo he enfocado desde el punto de vista de las hormonas. 


    Y es que el Liderazgo, “cuestión de carácter” como diría mi buen amigo Santiago Álvarez de Mon, es por ello un tema de bioquímica (la ciencia que estudia la composición química de los seres vivos), de estímulo-respuesta y más concretamente de hormonas (las sustancias secretadas por las glándulas endocrinas). Las hormonas pertenecen al grupo de los mensajeros químicos, como los neurotransmisores y las feromonas. Casi todo lo que sabemos sobre el asunto es del último siglo. El concepto de secreción interna es de 1851 (Claude Bernard), la primera hormona descubierta es la adrenalina (Jokichi Takamine, 1901) y el nombre, “hormona” (del griego “ormón”, estímulo) es de 1905. De las principales hormonas, unas 60, me he centrado en once principales hormonas y neurotransmisores (las hormonas se transmiten por la sangre, los neurotransmisores a través de conexiones neuronales).


     

    Hemos recordado el modelo de Emery (Espíritu de equipo, Mentalidad ganadora, Esfuerzo canalizado, Razón + emoción, Y serempatía) y he tratado de explicar la conexión de la bioquímica (hormonas y neurotransmisores) con diez dilemas de Liderazgo:


    q  Cómo detectar el Talento: Cuestión de endorfinas, la clave de la felicidad. Son la llave de nuestra calidad de vida. He presentado un “endorfímetro” para medir cómo estamos de endorfinas a partir de diez actividades y poder realizar un plan de acción. Estas actividades son:

    ·       Ejercicio físico moderado (caminar, nadar, bicicleta).

    ·       Relaciones sexuales satisfactorias.

    ·       Reírme a menudo, buen humor.

    ·       Contacto con la naturaleza y tomar el sol.

    ·       Relajación y Masajes.

    ·       Dedicar tiempo a mis aficiones.

    ·       Tomar zumos, verduras, chocolate.

    ·       Actividades artísticas: música, baile, pintura.

    ·       Compañía y Generosidad.

    ·       Pensar de forma positiva.


    q  Cómo conseguir que mejore un profesional: La serotonina, hormona del placer (inhibe la ira, la agresión, el mal humor, el sueño, el apetito). Los cuatro grandes antidepresivos son la gratitud, el sexo, el chocolate y el prozac.

    q  Cómo presentar los objetivos de la temporada. Marcarse retos eleva los niveles de dopamina, un “anestésico natural” asociado a recompensa en el cerebro.

    q  Cómo resolver conflictos entre jugadores. Me he referido al cortisol, la hormona del estrés. Útil para la supervivencia (permite canalizar la energía metabólica) pero peligrosa en otros casos. He incluido en la presentación un “cortisómetro” con seis actividades:

    ·       Dieta apropiada.

    ·       Cereales integrales, huevos, leche.

    ·       Evito bebidas excitantes.

    ·       Duermo bien (8 horas).

    ·       Practico yoga, tai-chi, relajación o meditación.

    ·       Tomo Vitamina C, Vitamina A, Te verde, Ginseng o Regaliz


    q  Cómo cambiar una mala racha. “La gente no quiere cambiar porque eleva su nivel de ansiedad” (Shlomo Bretzniz, Universidad de Haifa). La adrenalina o epinefrina es la hormona de “lucha o huida”, que acelera los sistemas corporales.

    q  Cómo prescindir del que no vale. La “falta de talento” suele ser por falta de trabajo (esfuerzo, compromiso) y/o tenacidad. La acetilcolina es el neurotransmisor activador de la memoria.

    q  Cómo gestionar el ambiente del vestuario. La oxitocina: la hormona del amor, la generosidad, la confianza, del abrazo, de la calma… influye agradablemente en distintos aspectos de nuestra vida. Mejora la capacidad de los sujetos de confiar en otras personas, promover la actividad social, superar el temor a la traición y crear un círculo de confianza y afecto.

    q  Cómo pedirles un esfuerzo extra. La testosterona, hormona competitiva. Si falta (andropausia), es escasa la energía, la motivación, el entusiasmo. Si sobra (apoptosis), es similar al Alzheimer. El “testosterómetro” nos puede ayudar para tener niveles adecuados de testisterona.

    q  Cómo celebrar los éxitos… y ponerlos en valor. Sin euforia. La norepinefrina (o noradrenalina) es la hormona “anti-lucha y huida”, que canaliza los niveles del cuerpo. El GABA (ácido gamma-aminobutírico) es el neurotransmisor relajante, que ralentiza las transmisiones de otras neuronas.

    q  Cómo liderar a tu jefe. La vasopresina u hormona antidiurética, que controla la sed y la secreción. El balance del agua es esencial en el organismo (el ser humano pierde diariamente 2’5-3 litros de agua, y rara vez modifica su equilibrio más de un 1-2%).



    Endorfinas, serotonina, dopamina, cortisol, adrenalina, acetilcolina, oxitocina, testosterona, norepinefrina, vasopresina. Somos química, bioquímica. El deporte español, a este respecto, nos sigue dando grandes alegrías cada semana. El coaching, entre otras muchas cosas, aplica en la empresa lo que los mejores entrenadores hacen en nuestro deporte.


    0 0


    ¡Vaya dos días tan estupendos en Bilbao! Ayer en Deusto, hablando de “Mentalidad Ganadora en la empresa y en el deporte”. Y hoy, taller de APD con un@s 25 directiv@s para trabajar la “Dirección de Colaboradores”. Lo ha pasado de maravilla, y tengo mucho que agradecer tanto al equipo de APD Zona Norte (un equipazo) como a mis compañeros de Deusto (que estuvieron ayer en la conferencia, que han estado hoy en APD).


    He estado leyendo “El dilema de España. Ser más productivos para vivir mejor”, de Luis Garicano. Luis Garicano es uno de los economistas que más admiro, catedrático de la London School of Economics y un profesional enormemente sensato.


    Este libro comienza con “En España no se vive mejor. Sí, la comida es fabulosa; los paísajes, sublimes y el clima, en muchos lugares espléndido. Pero, contrariamente al tópico más amado por todos los españoles, la vida en España es dura”. Desempleo, jornadas muy largas, familias que casi no se ven, enseñanza desmotivadora…

    El profesor Garicano considera (y un servidor con él) que el país se encuentra en una encrucijada histórica: “Siendo el Estado más antiguo de Europa, camino perdido, rumbo a la fragmentación”. La vía hispana al subdesarrollo es “el populismo y el capitalismo de amigos”.


    El autor divide el texto en tres partes: el mundo en que vivimos (crecerá, pero a un ritmo menor, con el trabajo reinventado), España tras la burbuja y la presentación de un modelo económico y político para hacer de España un país del norte: más y mejor mercado, menos pero mejor Estado, un nuevo modelo educativo, un sistema político diferente y una Europa mínima pero necesaria.


    Las tecnologías de la información generan dos consecuencias cruciales para el mercado laboral: fuerte incremento de la demanda de talento y fuerte incremento de la desigualdad social. La globalización y la deslocalización elevan la tendencia.



    ¡Sí, podemos!, aclara Luis Garicano. Como cuando hemos colectivamente decidido –e implantado- la reducción drástica de accidentes mortales en la carretera, el tabaco en lugares públicos o el deporte (ahí sí aceptamos salarios muy altos por el talento). Se trata de hacer lo mismo en la educación, en los mercados, en las empresas.


    Como conclusión, el autor nos presenta dos escenarios (ambos posibles) a 20 años vista. España como la “Dinamarca del sur” o como una “república bananera”. Dos países alternativos en función de que nos tomemos en serio o no la educación y se introduzca el mercado de verdad o siga siendo, en general, una falacia.


    Hay una enorme sintonía con el taller de “Dirección de colaboradores” que hemos disfrutado hoy. Se trata de detectar el talento (que es capacidad –aptitud y actitud- y también compromiso, en el contexto adecuado), de apostar por el mérito de verdad, de hacer equipo, de escuchar con atención (formulando preguntas poderosas, haciendo sentir bien a los colaboradores, aclarando las expectativas, desde una exigencia ilusionante), de prescindir de personas “que serán más felices en otros sitios”.


    Sintonizo con el Dr. Luis Garicano en su perspectiva macroeconómica y tratamos humildemente de aplicar ese enfoque avanzado a la perspectiva de las organizaciones.


    Empresas tónicas, sensibles al talento (al talento individual o colectivo, a la atracción, fidelización y desarrollo del talento) o empresas tóxicas, resistentes al talento. Ese es el dilema organizativo, y probablemente se resuelve en términos paretianos: un 20% de empresas en las que da gusto estar, un 80% de negocietes mal gestionados que están hipotecando su futuro. La selección natural se ocupa del resto.


    Para ser más productivos, para vivir mejor, a nivel país o de cualquier comunidad humana, la clave es la calidad directiva. Marcar la pauta a través de una estrategia coherente, de un reto emocionante; hacer equipo, generando sinergias; desde el optimismo, el entusiasmo y el desarrollo (el/la líder-coach).


    Sabemos lo que hemos de hacer. ¿Tenemos las agallas para hacerlo?    


    0 0
  • 01/24/14--10:30: Coaching, Mujer y Liderazgo

  • En Aliter, la Escuela de Negocios especializada que tan sabiamente dirige Martín Hernández, he tenido la fortuna de impartir una clase sobre Coaching en el Programa de Mujer y Liderazgo (el más longevo de nuestro país sobre esta temática). Decenas de mujeres profesionales y ejecutivas de las más distintas organizaciones, interesadas y ocupadas en mejorar su propio Liderazgo. Un placer y un privilegio que les agradezco mucho haber compartido aprendizaje con ellas.

    Me sigue sorprendiendo que, a pesar de que oímos hablar de coaching por todos lados (programas televisivos sobre niños rebeldes, adolescentes agresivos, cocineros poco centrados, negocios ruinosos, cantantes en ciernes; artículos de entrenadores deportivos, políticos, comerciales; libros de coaching de todo tipo), en realidad se sepa poco del concepto. He compartido con las alumnas de Aliter que se trata de un proceso de acompañamiento (un proyecto sería más preciso, puesto que consta de principio y fin; suele durar unos seis meses, para que los hábitos se afiancen), que el término es húngaro y procede de la localidad de Kocz (entre Viena y Budapest, donde se creó un carruaje), que se atribuyó inicialmente a profesores particulares (en la Inglaterra victoriana) y a entrenadores deportivos (desde los años 50 del siglo XX), y que se diferencia el coaching vital (life coaching, cercano a la psicología) del directivo (executive coahcing). Un servidor se ha especializado, como sabes, en Coaching Estratégico, de Desarrollo del Liderazgo.

    ¿Requiere la mujer de un coaching distinto del que necesita el hombre cuando busca desarrollar su liderazgo? El Liderazgo es un tipo de Talento: el talento para influir decisivamente en otras personas. Desde su origen, significa marcar la pauta, hacer equipo e infundir energía, y por tanto no entiende de distinciones de género.

    Sin embargo, el liderazgo para salir adelante en estos tiempos VUCA (de Vulnerabilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad), el liderazgo “patas arriba” (“Leadership is upside down” es el título del esperado libro de Silvia Damiano, que se publicará en febrero) requiere de cuatro “I”. Ha de ser inspirador, integrador, imaginativo e intuitivo.

    ¿Sois las mujeres más inspiradoras? Sí, en el sentido de protectoras. Tal vez no tanto desde la autoconfianza (culturalmente, al talento femenino se le ha “enseñado” que no podía alcanzar lo que deseaba). Hay una gran oportunidad en el liderazgo femenino, en general y con excepciones muy notables, en desarrollar su autoestima y autodignidad, los dos pilares de la seguridad en una misma.

    ¿Sois las mujeres más integradoras? Sin duda, y de nuevo en líneas generales, el liderazgo femenino es más integrador que el masculino. Posee más empatía, mayor orientación a l@s demás, mejor comunicación y relación. La capacidad de integrar en los equipos es una ventaja fémenina.

    ¿Sois las mujeres más imaginativas? Sí, en la medida que os “dais permiso” para salir de la rutina y conectar piezas hasta ahora no combinadas. Es, una vez más, una cuestión cultural y se hace necesario para desarrollar el liderazgo femenino salir de la zona de comodidad y atreverse a dar el paso.

    ¿Sois las mujeres más intuitivas? La respuesta es positiva, claramente, por la diferencia entre el cerebro femenino (que posee más conexiones de cuerpo calloso entre los dos hemisferios cerebrales) y el masculino. La intuicion, como pensamiento no consciente, es una ventaja de criterio (de análisis para la toma de decisiones) que favorece a las féminas.


    Tras la clase, he tenido la oportunidad de conversar brevemente con la abogado Ana Rosell, profesora del Curso Superior de Gestión Deportiva (RFEF-FIFA-CIES) que tanto está haciendo por elevar el nivel del fútbol femenino. Su labor es muy importante, porque cada vez hay más jugadoras de fútbol (entre ellas, mi hija Zoe) que practican este deporte con una enorme ilusión y pasión. El fútbol femenino es una tendencia del presente y futuro; como ejemplo, el nuevo presidente del Deportivo de La Coruña, que en su programa lleva la creación de un equipo de fútbol femenino que forme parte del club.


    El coaching es un proceso de gran ayuda para las líderes, para mejorar su convicción (creer en sus posibilidades), para no darle demasiadas vueltas a las cosas (“lo pasado, pasado está”), para aprovechar mejor su sentido del humor, para no caer en el “síndrome de la superwoman” (quererlo hacer todo muy bien, con un nivel de exigencia extenuante)…


    Mi gratitud a las buenas coaches y a las directivas que desarrollan su talento como líderes.  


    0 0


    Sábado en Alicante, en el Programa de Coaching Estratégico de FBS (Fundesem Business School), en la sesión de superivisión de procesos de coaching. Cinco horas, de 9 a 2, en las que l@s alumn@s han contado, siempre salvaguardando la confidencialidad, sus casos para reflexionar sobre ellos y para aprender qué están haciendo bien y qué podrían hacer mejor (el reconocimiento como clave para el coaching y para la gestión del desempeño). Mi gratitud a Andrés, Elisa, Felipe, Guzmán, Inmaculada, Isabel, Juan, Luisana, Marcelo, Patricia, Pepa, Rosa y Susana (y, por supuesto, a Paola y a Daniela, coach de nutrición, que estos días está en su querida Venezuela).  


    El coaching era hace pocos años un completo desconocido y ahora parece que sobreabunda, que todo es coaching. Y me parece una buena noticia (los griegos clásicos llamaban “enantiodromia” a este movimiento pendular que va de la escasez al supuesto exceso). Ocurre desde el punto de la demanda, porque en este paso “Del Capitalismo al Talentismo” nos estamos dando cuenta que el Talento no es algo fijo, que “se tiene o no se tiene”, sino algo variable, que debe entrenarse desde una mentalidad de superación. El Talento que no se aprecia, se deprecia (y entendamos el Talento como “poner en valor” lo que sabemos, podemos y queremos hacer, por lo que requiere de una Marca Profesional).

    Y desde el punto de vista de la oferta, necesitamos más y mejores coaches. Se critica estos coaches “de la noche a la mañana” sin preparación adecuada. Por ello, desde AECOP (la Asociación Española de Coaching) –como desde la ICF, me consta- se está haciendo un importante esfuerzo de certificación, como de código deontológico. El Coaching es ciencia, arte y ética (así se llama uno de los módulos en los programas que dirigimos). En cualquier caso, de que el coaching ha visto para quedarse no m cabe duda. Un/a directiv@ sin coach es como un/a deportista autodidacta. Vale para ser aficionad@, pero no para la alta competición. La eclosión del líder-coach (el/la directiv@ que lidera a su equipo desarrollando el talento de sus integrantes y logrando que den la mejor versión de sí mism@s) es trascendental.  


    Irene Martínez, autora del reciente “Marca Profesional”, coach certificada de carrera y co-directora de los Programas de Coaching en Alicante (FBS), Zaragoza (ESIC), Asturias (Formastur y Club Asturiano de la Calidad) y próximamente en Madrid, suele decir que esto de aprender a hacer coaching es como tirarse en paracaídas. Por mucho que te sepas la teoría, las primeras veces que “te lanzas” lo haces con un/instructor/a. Solo así te sientes segur@s. Ése es uno de los grandes propósitos de los procesos de revisión, que nosotros no vemos como un examen ante un tribunal (no se trata de eso, en absoluto) sino de una magnífica oportunidad de aprendizaje en equipo. Lo he pasado maravillosamente debatiendo en el mejor de los sentidos pros y contras de la labor de l@s coaches.


    Como el Talento es Capacidad por Compromiso, si bien est@s coaches “primeriz@s” todavía no cuentan con todos los conocimientos ni las habilidades requeridas (el Programa aún no ha terminado), su grado de compromiso (la energía que le ponen a estas prácticas) supera a much@s coaches experimentad@s que conozco. Es impresionante, por ejemplo, cómo le envían a sus pupil@s de coaching un recuerdo muy amplio y detallado de las metas, de los objetivos, del plan de acción, con sus obstáculos y fuentes de ayuda, de los hitos. Un caso muy claro de su involucración, de su implicación con el coaching. Capacidad y Compromiso multiplican respecto al resultado (su Talento como coaches), por lo que ese compromiso tan especial, de la persona que asume con entusiasmo esta tarea que vocacionalmente le satisface, suple ampliamente lo que le pueda faltar en términos de sus conocimientos, habilidades o experiencia.


    La Pasión, ahora tan buscada, se detecta en los pequeños detalles. 


    0 0


    He estado leyendo “Internet puede salvar tu empresa… o hundirla”, de Rodolfo Carpentier. Rodolfo es presidente de Digital Assets Deployment (la primera incubadora española de negocios de internet con presencia global) y en este libro presenta las claves para transformar una pyme tradicional en un éxito del siglo XXI.

    Me gusta su concepto de “envoltorio digital” (“la capacidad de crear entornos digitales que envuelvan nuestra oferta y generen red nos hace mejorar nuestra posición”). Y su decálogo:

    1. No existe mejor servicio que el que se auto-ofrece el propio cliente

    2. La red es social y nuestros productos y servicios lo deben tener en cuenta.

    3. Tenemos que planificar nuestra empresa para poder acceder a ella a través de internet desde cualquier parte del mundo.

    4. En la red hay que saber seguir a tu tribu.

    5. El envoltorio digital de un bien (de un producto o servicio) vale más que el propio bien.

    6. Busca lo que haces bien y construye sobre ello en tu web.

    7. En la Red… construye red (Kevin Kelly).

    8. Si no tienes trabajo, créalo para tu satisfacción.

    9. Pensemos como mínimo en dos idiomas.

    10. Costes variables contra costes fijos.


    El libro de Rodolfo Carpentier presenta el caso de Domínguez e Hijos, S.L.

    Una empresa que enmarca cuadros, que en los años de bonanza llegó a tener 50 empleados y facturar un millón de euros y que ahora está muy apurada. El hijo, que ha estudiado ingeniería de telecomunicaciones, quiere transformar la empresa familiar en una compañía global.

    Una página web, nos cuenta el autor, debe tener un acceso sencillo, comprensible y lógico; buen diseño con poco texto, mucho gráfico, vídeo y testimonios de clientes; gran interactividad; capacidad de autoservicio; capacidad de generar conversaciones; gestión de consultas atendidas por los propios clientes (chats, foros, vídeos) y acceso de nuestros sistemas informáticos empresariales, abiertos al cliente para que siempre sepa lo que hacemos por él. Es una inversión importante, pero rentable.

    En esta nueva era, el Talentismo, impera la “Economía de la atención” y somos mayoritariamente “prosumidores” (productores y consumidores a la vez). La empresa debe orientarse a ell@s, apostar por la “gamificación” (uso de la mecánica de jugabilidad en contextos distintos a los juegos). Para tener éxito en internet, nos cuenta Rodolfo Carpentier, debes “conocer bien quién es tu cliente y saber a qué tribu pertenece”. “Cuando una empresa no puede permitirse contar con personal especializado, debe buscar ayuda externa de mejor calidad cada día”.

    La clave del éxito, siempre según RC, es entablar conversaciones. Y más concretamente un equipo comprometido y capaz (talento), contenidos de calidad acordes con el entorno (lo ideal es que sean generados por los propios clientes), plataforma informática ágil, orientada al autoservicio y la participación de registrados, visitantes y clientes, participación de los distintos empleados en web, blog, redes sociales, presupuestos concretos con objetivos medibles, acuerdos estratégicos para generar tráfico, marketing online que primer el mínimo coste de adquisición de cliente, análisis diarios del comportamiento de los visitantes, registrados y clientes en nuestra web y pruebas constantes para mejorar resultados.

    Esencial el concepto de tribu (comunidad humana con un interés común), que data de 2003. El perfil de un miembro de la tribu tiene menos que ver con género, edad y procedencia y más con sus pasiones. “Conocer las pasiones de nuestros clientes y de los miembros de nuestra red es clave para obtener de ellos ayudas regulares en beneficio de nuestra propia pasión”. Generar beneplácito en la red es algo que se cultiva, que se riega a diario.

    La reconversión empresarial imprescindible en el Talentismo requiere (Dave Plane, fundador de Xplane, citado por Rodolfo) de entender la cultura corporativa, empezar por lo pequeño, lo espacios requieren propietarios (el tendero virtual), la gente necesita su espacio propio, puntos de lanzamiento y “mira, escucha, ajusta y adapta”. El ritmo de innovación mínimo es lanzar un nuevo producto al mercado cada tres meses.

    “Internet puede salvar tu empresa” es un libro importante, que hay que leer, estudiar y aprovechar bien. Gracias a Rodolfo, al editor (no se te escapa una) y a Leyre de APD, que me lo regaló esta semana en Bilbao.


    Redes sociales y meritocracia. ¿Cuáles son los factores que apuntan a la eclosión del talento y a la construcción de una sociedad más equitativa? Tradicionalmente hemos pensado en las habilidades del individuo o los recursos de los que disponía. “La aparición de internet y las redes sociales, sin embargo, han cambiado el escenario y han aumentado en gran medida el grado de conexión social”.

Un modelo matemático, publicado en Nature Scientific Reports, ha puesto de manifiesto la importancia de esta conectividad en la actividad económica y en la compensación que los individuos reciben por su trabajo. Florentino Borondo, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, investigador del ICMAT y coautor del trabajo, explica:

"El modelo que hemos llevado a cabo muestra que una red muy conectada será meritocrática, es decir, beneficiará a aquellos que tengan más talento y, en caso contrario, será topocrática y ganarán más aquellos que estén mejor conectados”.



    El sector elegido por los investigadores para encarnar el modelo matemático ha sido el cultural. En él, cada agente tiene dos fuentes de ingresos. En la primera, que han llamado ‘estrella del rock’, los agentes obtienen sus ingresos por el contenido que producen. Un caso extremo serían 'genios' como Steve Jobs o John Lennon, que crean productos que todos quieren comprar. La segunda fuente de ingresos es la intermediación, necesaria para distribuir el contenido generado por los agentes.

En el modelo los agentes difieren en su talento –la probabilidad de producir contenido popular– pero también en la posición que ocupan en la red. La pregunta que se hicieron los investigadores es bajo qué condiciones la posición de la red importa más que el talento de los agentes. La respuesta es que la posición de la red domina en redes menos conectadas, y por lo tanto, “la conectividad de la red determina si el sistema es meritocrático o topocrático”.



    Cuanto mayor sea el grado de conectividad entre los individuos, más fácil será contactar directamente con otros y, por tanto, más meritocrático será el sistema.

El modelo predice que internet y las nuevas tecnologías contribuyen a la creación de un sistema en el que las ganancias estén más relacionadas con el talento de cada persona que con su lugar dentro de la red.

    “En el siglo XXI es necesario introducir la topología de las redes de transacciones económicas como una componente más dentro de la teoría económica”, considera Borondo.

“Para que un sistema económico sea muy meritocrático se necesita una red tremendamente conectada, y basta con hacer unos cálculos sencillos para ver que hoy la sociedad no lo está. La buena noticia es que el aumento de las conexiones propiciado por las nuevas tecnologías está haciendo que la meritocracia sea cada vez mayor, al posibilitar que una persona pueda entrar en contacto fácilmente con muchas otras y eliminar muchos intermediarios”.

En redes dispersas los individuos tienden a generar sus ingresos en mayor medida actuando como intermediarios, conectando a los productores con los compradores. Incluso, si las redes están muy poco conectadas puede ser necesaria la actuación de varios intermediarios.

Esta es la razón por lo que este tipo de redes tiende a ser topocrática, es decir, en ellas los ingresos están determinados principalmente por la posición ocupada en una red y el grado de conectividad con otros. En las redes muy conectadas, sin embargo, los individuos pueden vender sus productos directamente a los demás, y no necesitan compartir una gran parte de sus beneficios.

Los investigadores también han calculado el umbral a partir del cual una sociedad topocrática inicia la transición hacia una meritocrática, lo que depende tanto del grado de conexión de la red como de la distribución de los ingresos entre productores e intermediarios. Cuando los ingresos se distribuyen de manera equitativa entre productores e intermediarios la transición tiene lugar cuando la distancia entre el productor y el comprador final es, como media, de dos agentes.

Si hay más agentes (o ‘nodos’, en el argot de las redes complejas) el sistema será topocrático. En este modelo, por tanto, los famosos ‘seis grados de separación’ implican una red altamente topocrática. Sin embargo, si la parte que se lleva el intermediario es menor, también lo es el grado de conectividad necesario para que el sistema sea meritocrático.

En el trabajo han participado investigadores de disciplinas tan variadas como la física, la química y la economía. “Se trata de un campo netamente multidisciplinar –dice Borondo–, ya que esa conectividad que en este caso hemos utilizado para representar transacciones económicas puede usarse también para conocer el cerebro, el comportamiento de los genes o la dispersión de enfermedades”.

Las matemáticas –la teoría de grafos, que estudia la arquitectura de redes como internet– son la base sobre la que se fundamenta esta disciplina.


    Quiero poner tres ejemplos de autores de éxito que además son amigos míos (he hablado de sus libros en este blog): Irene Villa y su “Nunca es demasiado tarde, princesa” (4ª edición). Tiene página en Wikipedia, su web (www.irenevilla.org) tanto en castellano como en inglés, 23.306 seguidores en Twitter (@-IreneVilla-) y ha publicado 6.761 tweets, y más de 50.000 amigos en Facebook como figura pública, además de su página personal.

    Luis Galindo, cuyo “Reilusionarse” está en 7ª edición. 25.963 seguidores en  Twitter (ha publicado 7.532 tweets) y como figura pública, 13. 842 amigos en Facebook. Página web (www.luisgalindo.com), y vídeos en Youtube.

    Y qué decir de Risto Mejide, cuyo último libro es “No busques trabajo” es uno de los más vendidos. 1.611.281 seguidores en Twitter (ha publicado 11.265 tweets), 168.073 seguidores en Facebook como figura pública, está en Wikipedia (en castellano e inglés) y tiene su web (www.ristomejide.com)

    Mi gratitud a los tres: son unos fenómenos.

    Ya sabes: relevante o insignificante.


older | 1 | .... | 8 | 9 | (Page 10) | 11 | 12 | .... | 102 | newer